Una gran lección

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

Amenudo los chistes generan estereotipos que nada tiene que ver con la realidad. Lo saben bien los habitantes de la población onubense de Lepe, víctimas de cientos de bromas. Ahora nos llega una lección ejemplar de aquel lugar: los maestros de un colegio de esa localidad han decidido acudir a clase con uñas pintadas y faldas en apoyo a una alumna trans de 11 años –nació niño, pero se siente y se quiere niña– que ha sufrido insultos por otros estudiantes, que han llegado incluso a impedirle la entrada al cuarto de baño. La iniciativa nació del director del centro, quien, tras entrevistarse con la alumna porque había sufrido un descenso en su rendimiento académico tras recibir acoso verbal y humillaciones por parte de una decena de compañeros, decidió acudir a su trabajo en falda y con las uñas pintadas, un gesto de solidaridad que fue imitado por otros docentes y que, de manera espontánea, se contagió a los alumnos del centro, así que desde hace dos semanas muchos niños llevan las uñas pintadas al colegio. Además, el director envió una carta a los padres explicándoles el problema y rogándoles «que desde casa os unáis y habléis con vuestros hij@s para que comprendan que todos tenemos libertad para sentir lo que queramos, pintarnos las uñas o hacer lo que deseemos siempre que no influyamos en los demás». La acción tuvo tal éxito que logró que los acosadores fueran los primeros que se disculparon con su compañera, ya que entendieron que tenían que reflexionar sobre su actitud. Qué bueno cuando la escuela sirve para enseñar y transmitir valores.

Temas

Comentarios

Lea También