Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una lección de cordura

El presidente del Tribunal Constitucional considera ´inexcusable y urgente´ el diálogo político para resolver del problema catalán

Whatsapp

Que el conflicto de Catalunya no puede resolverse en los tribunales de Justicia, es una tesis defendida por diversos estamentos, entre ellos esta misma tribuna editorial.               Por si hubiera alguna duda al respecto, el propio presidente del Tribunal Constitucional,  Francisco Pérez de los Cobos, reconoció ayer durante su discurso de despedida de este puesto que problemas como «el llamado proceso soberanista no pueden ser resueltos por este órgano».  Por ello, Pérez de los Cobos considera «urgente e inexcusable» hacer un llamamiento al diálogo político. El presidente saliente del Alto Tribunal ha reconocido que desde el pronunciamiento del TC  para reconducir el denominado «derecho a decidir a una aspiración política susceptible de ser defendida en el marco de la Constitución, la tensión no ha cesado». Pérez de los Cobos ha reiterado que la llamada al diálogo político sigue siendo válida. «Diré más, creo que se han convertido en una necesidad inexcusable y urgente -ha afirmado-. El diálogo político en democracia no puede ni debe ser una realidad episódica o coyuntural, a la que se recurra cuando las circunstancias la imponen, pues atañe a la esencia misma del sistema, su práctica debe ser permanente y a todos los niveles». Mayor sensatez no cabe. Es preciso que los responsables políticos se pongan manos a la obra. El recurso a los tribunales no resolverá el problema y generará un peligroso desgaste de una institución vital.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También