Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una reedición nada fácil

Gerard Fuster

Whatsapp

Acaba de concluir la 68ª edición del Critérium del Dauphiné, competición de alto rango internacional, que siempre ha llamado la atención a los medios informativos y a la clase ciclista por su proximidad ante el inicio del Tour de Francia. Ha transcurrido un año más para que este corredor de la Gran Bretaña, Chris Froome, con su compostura chocante pero no inesperada, haya vuelto por sus fueros. Sí hay que decir que ganar a los 31 años en esta valiosa y dura competición no le ha resultado tarea fácil. El francés Bardet, el irlandés Martin e incluso el australiano Porte, separados por escasos segundos y jugando con las bonificaciones, han constituido todo un aprieto a lo largo de las siete etapas encerradas todas ellas en el laberinto de los Alpes franceses. Merece también especial atención el ímpetu batallador y continuado del que ha hecho gala el español Alberto Contador, que tuvo la virtud de colocarse líder en una jornada prólogo de áspera ascensión. Hubo a continuación una serie de jornadas de transición que dejó en el aire la incógnita por saber si el corredor madrileño impondría su ley en los severos puertos de los tres últimos días. Siempre en un apretado duelo surgió el inevitable Froome, un veterano en el oficio de las dos ruedas, que supo con habilidad sortear los escollos para lucir la camiseta amarilla y llevarse el triunfo absoluto.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También