Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Valor seguro

Ni tic tac podemita ni naranjas de la China. El zumo de C's se lo bebe Rajoy

M.Victòria Bertran

Whatsapp

Ni tic tac ni naranjas de la China. El reloj podemita se ha parado a la hora del 20-D y el zumo de la naranja mecánica que no fue se lo bebió ayer Rajoy. Como le supo a poco, brindó después con cava. O champán, porque el cava es catalán, como Albert Rivera. La derecha española que hace seis meses se había tirado a la piscina de la modernez aparente para darle a Ciudadanos una oportunidad, le ha visto las orejas al lobo y ha vuelto al valor seguro del PP. Demasiados cambios peligrosos: mirau València, xé. Virgencita, virgencita, que me quede como estoy. El inoperante número uno del reino sirve para eso: para no hacer nada pero estar. Los nuevos casos de corrupción que le han estallado en estos seis meses han quedado amortiguados por el miedo, en un ejemplo de esa lógica castellana que dice que en tiempo de zozobra no hay que hacer mudanza, o sea, lo de quieto parao. La polarización del voto y la baja participación han perjudicado a los nuevos partidos cuando, paradójicamente, más tenían que movilizar a sus votantes potenciales. La vieja política suma escaños, la nueva los pierde. Los simpatizantes populares coreaban anoche ‘sí se puede’ en la calle Génova: no cabe peor humillación para los violetas. A Jorge Fernández Díaz no se le vio el pelo, pero también debía estar celebrándolo. Al ritmo de la Tata Golosa: «Mi vida, los micrófonos; los culos, dos micrófonos; las pompas, sin micrófonos; tu noche, los micrófonos». Spain, por el momento, is not different.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También