Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Verdades a medias

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

La política juega a menudo a decir las verdades a medias. Carles Puigdemont, que como periodista debería tener más cuidado, es un gran aficionado a este deporte.

El Consejo de Europa ha dicho dos cosas muy acertadas. Una, que el Tribunal Constitucional debería ser un árbitro neutral y no haber asumido poderes sancionadores, afirmando que aunque pueda hacerlo no es conveniente. La segunda: desobedecer al TC no es democrático.

Puigdemont se ha cogido a la primera para hablar de «modernofobia» del Estado Español. Pero ni una palabra sobre la condena que el Consejo de Europa hace de la desobediencia.

Algo parecido hizo con el dictamen de la Consell de Garanties Estatutàries de la Generalitat, celebrándolo como «buena noticia», ocultando que decía que no se puede hacer el referéndum ni disponer de fondos para él.

Con frecuencia las verdades a medias son mentiras completas.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También