Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Violencia policial

Últimamente estamos observando demasiadas escenas de comportamientos extremadamente violentos en intervenciones policiales en diferentes países
Whatsapp

Últimamente estamos observando demasiadas escenas de comportamientos extremadamente violentos en intervenciones policiales en diferentes países, todos ellos regidos por un sistema democrático de libertades. Dejando claro mi enorme respeto por la profesión policial, y la injusticia que supondría generalizar este tipo de comportamientos, no encuentro respuesta a estas acciones de abuso de superioridad llevadas al límite. El último ejemplo lo encontramos el pasado fin de semana en Portugal, donde las imágenes de un policía golpeando brutalmente a un hombre que acababa de salir de un estadio de fútbol, acompañado por su padre y sus dos hijos, han dado la vuelta al mundo. Sé que no estaba allí para saber lo que pasó exactamente. Sé que los agentes ponen en riesgo muchas veces sus vidas al tener que lidiar con personas muy violentas. Sé que estos profesionales viven a diario situaciones extremas en las que se ven obligados a combatir la violencia con las mismas armas. Pero me cuesta creer que en este caso en concreto que se vivió en la puerta del estadio del Guimaraes se diesen alguna de estas circunstancias. El agente que se lió a golpes escribió en el informe que el hombre le insultó y escupió, por lo que el aficionado está acusado de difamación agravada y amenazas con agravantes. Si esto fue así, las imágenes hablan por sí solas. Existen muchas maneras de defenderte de una persona que te está insultando y escupiendo, y estas no pasan por golpearla con un bastón de acero. El policía debería saberlo. Y si no es así, que lo expulsen del cuerpo.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También