Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vivía en una barcaza

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

En Amsterdam me llamaron la atención las barcazas-vivienda ancladas en sus canales, en las que sus moradores salen a veces a una pequeña cubierta a contemplar el paso de otros barcos. En aquella ciudad hay unas 2.500 casas flotantes. Pero no es un caso único en los ríos europeos, el Rhin o el Ródano, por ejemplo.

Jo Cox, la diputada laborista británica, vivía en una barcaza así con su marido y sus dos hijos, en el Támesis, junto a la Torre de Londres, cerca de por donde pasó Tomas Moro conducido a la prisión y al cadalso. Era una mujer vitalista, luchadora de las causas sociales, encuadrada en organizaciones humanitarias.

El ultra que la asesinó, partidario del Brexit, gritó «Britain first!», propio de los nacionalistas fascistas. Primero debe ser la vida, no la nación. Jo Cox luchaba por la justicia. Había construido un pensamiento de pilares sólidos sobre su casa flotante.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También