Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Vuelta a las andadas

Whatsapp

La caravana multicolor del Tour sigue rodando por la fructífera y agraciada superficie del norte de Francia. La etapa de ayer con final en la ciudad histórica de Amiens, tal como era de esperar dada la configuración del recorrido, no descubrió nada de nuevo, salvo la demostración de André Greipel en el último respiro de la jornada, en donde entraron en liza los velocistas. El corredor germano volvió a las andadas imponiéndose con ligero margen a igual que lo había hecho en la segunda etapa. Se dio la circunstancia de que el adversario más directo volvió a ser el eslovaco Peter Sagan, otro reyezuelo amante del riesgo, que no acaba de redondear su acción tal como solía ganar en el curso de las dos últimas temporadas. La etapa en sí fue más bien monótona, sin color. No hubo prácticamente iniciativas que avivaran la contienda, salvo el final anunciado. Los ciclistas debieron afrontar ráfagas de lluvia y en ocasiones un viento lateral insistente, salpicado con alguna que otra caída, la rutina diaria. Los atletas del pedal más cotizados de la prueba prefirieron mantenerse en un plan conservador. No valía la pena apurar fuerzas ante aquellas circunstancias adversas que asediaron el ambiente. Por lo que se refiere a la clasificación general apenas hubo alteraciones de importancia. Todo quedó casi tal como estaba, con el alemán Tony Martin como líder.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También