Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¡Y va la cuarta!

Gerardo Fuster

Whatsapp

La decimocuarta etapa, con final en la localidad de Villars les Dombes, , constituyó un acontecimiento deportivo para los miles y miles de aficionados que se congregaron al borde la carretera para aplaudir a sus ciclistas preferidos. Pero en el fondo, hay de decirlo, fue una jornada de puro trámite reservada a favor de los especialistas de la velocidad. La etapa en sí no ofrecía apenas dificultades. Sopló como ya es habitual en la zona el clásico viento lateral que pudo tener sus consecuencias ante la formación de los temidos abanicos algo que los hombres del pedal no soportan. Sobresalió el intento un tanto aislado protagonizado por el suizo Elmiger, cercano a su país, el italiano Benedetti, el estadounidense Howes y el francés Roy, que anduvieron en vanguardia hasta a muy pocos kilómetros de la meta. Su aventura terminaría como era de esperar con una profunda amargura por parte de estos cuatro animosos ciclistas que ansiaban siquiera por una victoria de etapa. El triunfo correspondió una vez más a favor del británico Mark Cavendish que pudo superar en los últimos momentos al noruego Kristoff, al eslovaco Sagan y al belga Degenkolb, con la consiguiente desesperación del germano Kittel, enfrentado con una maniobra un tanto dudosa llevada a cabo por este inglés fuera de serie oriundo de la Isla de Man, que redondeó su cuarta victoria en este Tour. Los jueces atendieron la reclamación, pero fue desestimada poco después.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También