Más de Opinión

Yo, Claudio

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

«Mi sueño murió. Gracias a los aficionados. Os amo. Nadie podrá quitarnos lo que hemos vivido juntos. Deseo que cuando recordéis la hazaña, sonriáis». Solo le faltaba firmar «Yo, Claudio».

Claudio Ranieri fue el año pasado el emperador del fútbol británico al colocar al humilde Leicester a la cabeza de la Premier League. Pero los resultados adversos de esta temporada han llevado al presidente del club a destituirlo. Es un tailandés llamado nada menos que Srivaddhanaprabha.

José Mourinho ha comentado: «Merecía que el Leicester hubieran puesto a su estadio el nombre de Ranieri y le han cesado». Y Ancelotti: «No acostumbro a estar de acuerdo con Mourinho, pero esta vez sí».

La excusa es siempre la misma: «el fútbol es así», la historia, ni la más grande y reciente no cuenta. Resultados y nada más que resultados. Es un símbolo de nuestra época. Las personas quedan en segundo término.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También