Colarse en las bodas

| Actualizado a 28 marzo 2022 09:24
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Si el sábado les hablaba en este mismo espacio de un hombre de Zaragoza que le echaba mucho morro y era un experto en irse de los restaurantes sin pagar después de haberse puesto las botas comiendo y bebiendo, hoy les hablaré de otro aficionado a colarse en fiestas privadas –concretamente, en bodas–, aunque, a diferencia del maño de los ‘simpas’, este otro personaje es recibido con los brazos abiertos y los novios se fotografían con él con mucho placer. No es para menos, tratándose del mismísimo Tom Hanks. En efecto, el protagonista de La terminal, Forrest Gump o Salvar al soldado Ryan, entre otras muchas inolvidables películas, tiene tendencia a colarse en bodas para fotografiarse con parejas e invitados, un detalle con el que siempre consigue generar furor y felicidad y que cada vez lleva a cabo con más frecuencia. La última fue hace apenas unos días, en Pittsburgh, Pensilvania. Intenten imaginar la cara de Grace Gwaltney, la novia, cuando, mientras ultimaba los preparativos para el enlace, el oscarizado actor se acercó a ella para decirle: «¡Hola! Soy Tom Hanks. Me encantaría tomarme una foto contigo». Sí, hay que adorarle. No solo por los papeles tan entrañables y míticos que ha interpretado a lo largo de su extensa y reputada carrera; también por las acciones tan inusuales que lleva a cabo en su día a día y que contribuyen a alegrar el día a la gente a la que se acerca. Porque seguro que a la buena de Grace le alegró un día ya de por sí feliz. ¡Qué tipo más grande!

Comentarios
Multimedia Diari