Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Dudas sobre el Plaseqta

| Actualizado a 30 septiembre 2022 07:00
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El prolongado episodio de malos olores que padecen los habitantes de Tarragona como consecuencia de una fuga de nafta en la madrugada del lunes en la empresa Asesa, ubicada en el Polígon Químic Sud, ha puesto en evidencia la mejorable gestión de este tipo de incidentes y ha sembrado dudas sobre el funcionamiento del Plaseqta.

Y es que a pesar de que tanto la empresa como expertos externos han incidido en que no se trata de un producto tóxico, el escape ha generado preocupación entre los ciudadanos y ha causado diferentes molestias en algunas personas, más allá de lo desagradable que resulta el fuerte olor.

Tarragona es consciente de que convive con la industria química, un vecino que, si bien crea riqueza y genera muchos empleos, implica también un cierto riesgo. Es verdad que la industria ha invertido mucho en seguridad y es la primera interesada en que no se registren incidentes. Como también lo es que la sociedad tiene todo el derecho a estar informada puntual y fehacientemente de cualquier anomalía que pueda afectarla.

La transparencia y una comunicación fluida son indispensables para la convivencia entre los ciudadanos y la química

Una comunicación que se ha vuelto a demostrar deficiente, toda vez que los ciudadanos no tuvieron noticias del incidente hasta mucho después de que los teléfonos de emergencias se llenaran de llamadas de personas alarmadas por el mal olor que flotaba en el ambiente. Según la delegada del Govern en Tarragona, Teresa Pallarès, no se comunicó lo sucedido a la población porque, tal como marca el protocolo del Plaseqta, solo se debe informar en caso de emergencia y siempre que se requiera un confinamiento. Quizá sea ese el protocolo.

Pero en ese caso urge una revisión del mismo, pues no es de recibo que la ciudadanía carezca de información cuando se ha producido un accidente que la afecta. La transparencia y una comunicación fluida se antojan elementos indispensables para que Tarragona y la química mantengan una correcta vecindad. Los ciudadanos merecemos ser tratados como adultos.

Comentarios
Multimedia Diari