Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Justicia universal por Ucrania

| Actualizado a 29 junio 2022 07:00
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Desde que empezó la invasión de Ucrania por parte del Ejército ruso, el 24 de febrero, los crímenes de guerra se han convertido en el pan nuestro de cada día. Asesinatos de miles de personas a sangre fría, señales de que muchas de ellas fueron torturadas, testimonios sobre violaciones, deportación forzosa de ciudadanos ucranianos hacia territorios rusos, apropiación indebida de bienes particulares, devastación sistemática de ciudades y pueblos reducidos a escombros...

El listado de atroces vulneraciones de la legalidad internacional y de la nacional es demasiado largo como para quedar impune. El último ejemplo ocurrió anteayer, cuando un misil impactó contra un centro comercial en la localidad de Kremenchuk, cerca de una estación de trenes, donde en el momento de la colisión del artefacto había más de 1.000 civiles.

El listado de atrocidades y de crímenes de guerra cometidos en Ucrania es demasiado largo como para quedar impune

La explosión acabó con la vida de al menos 18 personas y causó decenas de heridos. Una masacre. Otra más. Y es muy probable que aún se descubran más tropelías cometidas y que se cometan aún más. Nunca antes se habían abierto tantas investigaciones sobre posibles crímenes de guerra y nunca se había empezado a clasificar la información disponible mientras se perpetra tan execrable violencia, como si se hubiera entretejido toda una red de justicia comprometida en vetar la impunidad.

Es verdad que la primera obligación de las democracias es impedir que Putin continúe sumando víctimas en su pretensión de hacerse valer ante el mundo. Pero no es menos cierto que se antoja necesario que la Corte Penal Internacional centralice las investigaciones a que dé lugar la violencia bélica en Ucrania. Putin, su cohorte en Moscú y sus generales actúan en la confianza de que nunca comparecerán como acusados en La Haya. Pero sea por las sanciones, sea por requerimientos de la Justicia universal, no deberían librarse de dar cuentas por tantas atrocidades.

Comentarios
Multimedia Diari