Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La lucha contra el top manta

| Actualizado a 07 julio 2022 07:00
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La llegada del verano ha supuesto, un año más, la aparición de los vendedores ambulantes ilegales, sobre todo en los municipios de costa, que son los que más visitantes acogen por estas fechas.

Se trata de un fenómeno que desborda a los alcaldes y que tiende a ser raíz de conflictos. Y es que la venta ilegal en las calles, habitualmente de productos falsificados, no tiene fácil solución, tanto por lo enquistado del fenómeno como por el perfil de los vendedores, casi siempre inmigrantes en situación precaria e irregular que hallan en el top manta y la economía sumergida la única forma de obtener un sustento.

El top manta representa un perjuicio para la economía local y una competencia desleal para los comerciantes legalmente establecidos que pagan religiosamente sus impuestos. Pero supone también un problema en cuanto que ocupa un espacio público del que no puede disfrutar la ciudadanía, que necesita que calles, plazas y parques estén a disposición de la colectividad.

Este grave problema no puede resolverse solo desde la persecución policial, merece una visión más amplia

Sí, el top manta es un problema endémico que se reproduce cada verano y al que habrá que plantar cara en busca de una solución definitiva. Y parece claro, a tenor de la experiencia, que esta no llegará únicamente desde el terreno de la represión y la persecución policial, sino que habrá que abordar el tema desde una perspectiva más general e involucrando a diferentes entes, instituciones y colectivos. Uno de ellos, y no el menos importante, se halla en los compradores, a los que hay que concienciar sobre los efectos perniciosos de esta actividad.

Al mismo tiempo, hay que combatir las mafias que se enriquecen a costa de los vendedores, a los que hay que dar las herramientas necesarias para que encuentren una salida en la economía regulada –hay lugares donde los ya exmanteros han creado cooperativas con cierto éxito–. Se trata, en definitiva, de acabar de forma inteligente con una práctica que genera gran malestar social.

Comentarios
Multimedia Diari