Estalla la burbuja del fútbol

| Actualizado a 09 agosto 2021 08:14
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Este Nàstic no tiene cara de play off. Lo cierto es que no la ha tenido durante las últimas semanas porque a la hora de la verdad no ha sacado a relucir la personalidad necesaria para un equipo que quiere estar arriba.

El adiós de Leo Messi es más que una despedida. Es el fin de una era, un cambio de ciclo. Y no me refiero a lo que representa su marcha para el Barça que es mucho, la despedida del jugador que mejor representaba el espíritu de La Masía y la desaparición del director de orquesta de un equipo cuyo juego hace más de una década se entendía alrededor de la figura del argentino.

Pero más allá de esta pérdida que no es poca ni para los azulgranas ni para la propia Liga española, lo que significa la salida abrupta e inesperada de Messi es el estallido de la burbuja del fútbol español, que está en crisis. Una crisis se veía venir desde hace tiempo porque este deporte profesional ha dejado de ser patrimonio de los aficionados para convertirse en un negocio dominado por los derechos televisivos, las grandes marcas, los presidentes y directivos millonarios y los fondos de inversión.

El empeño del Real Madrid, de la Juventus y del propio Barça de impulsar una SuperLiga europea también va en esa dirección. Este mismo fin de semana Joan Laporta se ha reunido con Florentino Pérez y Andrea Agnelli para seguir adelante con el proyecto. Por su parte, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, acaba de cerrar un megacontrato con CVC para asegurar 2.700 millones de financiación para la competición española. Mientras nadie toma cartas en el asunto para regular los salarios de algunos jugadores, desmesurados se mire por donde se mire.

Comentarios
Multimedia Diari