Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Achicharraíto

| Actualizado a 19 julio 2022 07:00
Ángel Pérez Giménez
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¡Hola vecinos! Noventa y tres Cartas de un Puma me ha costado encabronar a alguien desde estas páginas de Diari de Tarragona. Encabronarlo de verdad, en serio, de ponerse hecho una hidra. Estoy perdiendo fuerza, músculo, fondo y forma. O sea: que antes yo encabronaba más. Pero, con la edad y una enfermedad muy de preocupar, te pones sentimental, sensible, contemporizador, políticamente correcto. Moñas, en definitiva. Gilipollas total, vaya.

Por suerte, con la Carta nº 93 y cuando ya solo me quedan unas pocas para llegar a 100, un lector me ha leído la cartilla pero bien. Estaba listo yo si creía que me iba a ir de rositas. Ahora sí que puedo cerrar tranquilo el tenderete, habiendo encabronado a alguien. Sin pretenderlo, eso sí. Escribo, fundamentalmente, para que quien me lea lo pase bien durante unos minutejos. Trato de informar desde mi punto de vista –opinar– y, a la par, entretener. Si consigo que haya lectores que sonrían con las Cartas de un Puma, miel sobre hojuelas. Feliz cual lombriz. Objetivo cumplido.

Pero no se puede contentar a todo el mundo y empezaba a estar preocupado por tanta contemplación a mi alrededor. No quería, de manera especial, encabronar al territorio en el que predico: la vecina Tarragona, la Tarragona que nos acoge como usuarios entusiastas de sus playas, hoteles, restaurantes, chiringuitos y apartamentos, la Tarragona que nos llama pumas, putos maños, pero yo sé que, en el fondo, nos quiere. No está bien encabronar a quien te acoge en un periódico tan majo como este y te permite escribir lo que te salga de la patata.

Estaba listo yo si creía que me iba a ir de rositas. Ahora sí que puedo cerrar tranquilo el tenderete, habiendo encabronado a alguien

He encabronado a un aragonés, toma castaña. A uno de Teruel, aunque vive en Tarragona. Responde a las siglas J.R. –como el malo de Dallas– y se identifica con su nombre y apellidos pero no lo pienso señalar, porque igual no le gusta. A mí no me gustaría y entenderéis por qué en cuanto os sangren los ojos al leer:

«NO tengo el ‘Mal Gusto’ de conocerlo personalmente, lo único que nos puede unir es ser de Aragón (al menos yo) cada día cuando voy a desayunar ‘ojeo’, NO leo el Diari de Tarragona, hoy no ha sido la excepción, y creame, como dicen los ‘Progues’ ALUCINO. El tema es el del Mal o Bien llamado ‘Begoño’ NO se si es lo uno o lo otro, Husted como fiel escudero del tal Lambán, y quizás admirador del ‘Gominas’ tiene que defender lo que sea y al precio que sea. Repito: NO se si lo es ni me importa, pero me jode mucho que husted como buén ‘Progue’ todo el que NO es de su pensamiento único automaticamente a ¡Extrema Derecha! y yo le pregunto, ¿entre ‘Su’ extrema derecha y la cierta ‘EXTREMA izquierda (por descracia ya real) y puestos a tener que elejir no dudaria. Le contaré una pequeña y triste historia. mi esposa con un grado fuerte de una enfermedad (para mi la peor (No es cancer) le enseño una foto de la Señora BEGOÑA, le digo: mira que rubia mas guapa, y su respuesta tajante: pero si es un tio. Yo como la parrala... unos decian que si, otros decian que NO... ni lo se a ciencia cierta ni me importa, continua mi esposa: ademas no tiene nuez (parece ser el signo que define, pero si tiene NO nuez, es un melón. Husted mismo, y repito por mi parte ni SI ni NO, y como quiero ser dueño de mis pensamientos y NO reen de mis palabras...» (todo el párrafo, SIC).

Solo les cuento que J.R. resulta un poco faltón: «Señor Angel (que me perdonen los autenticos ‘señores’)», añade por ahí

Hay más, pero no es mi intención hacerles sufrir leyendo semejante empanada. Solo les cuento que J.R. resulta un poco faltón: «Señor Angel (que me perdonen los autenticos ‘señores’)», añade por ahí. Jóspe: conocerme es de mal gusto, soy un progre, me llama ‘escudero de Lambán’ –presidente socialista de Aragón– y hasta probable ‘admirador del Gominas’ –que ni sé quién es ‘El Gominas’, acaso Ánsar, el expresidente del Gobierno de la Nación que mete la cabeza en un cubo de gomina para salir a la calle– y, además de tanta desgracia reseñada, quedo muy lejos del concepto: ‘auténtico señor’. Me miro a ver si tengo nuez. No quiero ser rehén de no tener nuez o de tenerla como un melón (la nuez, digo).

Don J.R. asegura que ojea –no lee– el Diari de Tarragona mientras desayuna. Coñe, pues a mí bien que me ha leído. En concreto, el artículo de la semana pasada: ‘Begoña: mujer y señora doña’. Me siento un privilegiado. Ojeará de ojo u hojeará de hoja el Diari pero, a servidor, J.R. de Teruel le lee y le escribe. A los demás, no. Chincharos Núria Pérez, Antoni Coll, Álex Saldaña, Josep Ramón Correal y demás compañeros. Comprendo lo que estáis sufriendo.

Redacto este artículo cuando acaba de fallecer –de viejo, 98 años– Eugenio Scalfari, fundador de La Repubblica de Roma, el gran periodista italiano del siglo XX que todavía estaba activo. Suyas son las definiciones: «Periodista es gente que le dice a la gente lo que le pasa a la gente» y «El periodismo es un oficio cruel» (Il giornalismo e un mestiere crudele). Y tan cruel. A menudo te deja achicharraíto.

Comentarios
Multimedia Diari