Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Dime quién soy

| Actualizado a 26 mayo 2022 07:00
Álex Saldaña
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Las guerras son, además de estúpidas, crueles. Acaban con la inocencia de las personas, con sus ilusiones, con su vida... incluso, en ocasiones, hasta con su identidad. Y es importante para uno saber quién es. Quizá eso explique la alegría que ha supuesto para una mujer de 95 años que sobrevivió a tres campos de exterminio nazis conocer el nombre con el que fue inscrita al nacer.

Mary Wygodski, residente desde hace décadas en Florida (EEUU), perdió a su familia, su casa y sus documentos de identidad cuando los nazis invadieron en 1941 Lituania, el país donde nació en 1925, lo que la llevó a vivir con su familia en un ghetto judío. Después los llevaron a los campos de exterminio y allí perdió a sus padres, sus hermanos y otros familiares. Ella pasó por tres campos y estuvo varias veces a punto de morir.

Hasta que en 1945 el Ejército de EEUU liberó el último campo en el que estuvo recluida, tras lo cual se fue a Palestina. En 1959 viajó, ya casada, a EEUU y se radicó en este país. Para su nueva familia siempre fue Mercia, aunque ese no era su nombre. Ahora se ha sabido, gracias a la labor de rastreo de miles de documentos en diferentes lugares realizado por Ursula Szczepinska, directora del Museo del Holocausto de Florida, que la nonagenaria es Mera –el mismo nombre que una de sus abuelas– Tabachowicz. Aunque alguien pueda pensarlo, no es, en absoluto, un hecho menor. Esta mujer ha recuperado su identidad, una de las tantas cosas que le usurparon los nazis.

Comentarios
Multimedia Diari