Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Que llueva, que llueva

| Actualizado a 01 julio 2022 07:00
Álex Saldaña
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El cambio climático convive ya con nosotros. Y, entre las consecuencias, la sequía que estamos padeciendo y que ya ha provocado cortes de agua en algunas poblaciones de Tarragona. Y la cosa, amenazan, irá a más.

Aunque ya saben eso de que mal de otros, consuelo de tontos, no somos los únicos que sufrimos este problema. En Italia la situación se está tornando especialmente grave. Tanto, que en la cuenca del Po, el río más caudaloso y largo del país, han comenzado a emerger de sus fondos restos de barcos de la Segunda Guerra Mundial. Y claro, ante semejante panorama, algunos municipios ya han comenzado a tomar medidas para evitar el despilfarro de agua.

Son muchas y diversas: desde propuestas para que se utilice el agua con la que se lava la verdura para regar las plantas, hasta pedir que se frieguen los platos con el agua que queda después de cocer la pasta «por su poder desengrasante».

Pero quizá la más curiosa la ha tomado el alcalde de Castenaso, un municipio de 16.000 habitantes de la provincia de Bolonia, que ha prohibido a los peluqueros que hagan más de un lavado de pelo a sus clientes.

Quien incumpla la normativa puede ser multado con entre 25 y 500 euros. La situación es tan desesperada que incluso el arzobispo de Milán, Mario Delpini, ha elevado plegarias a la Virgen –imagino que a la de la cueva– implorándole que llueva. Los meteorólogos vaticinan que sus oraciones no serán escuchadas, aunque ya saben que la fe mueve montañas. Que llueva, que llueva...

Comentarios
Multimedia Diari