Inmigrantes a la deriva

El Mediterráneo se está convirtiendo en la fosa común de miles de inmigrantes que tratan de alcanzar las costas europeas

| Actualizado a 22 mayo 2017 11:23
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El Mediterráneo, tan cercano y apacible, se está convirtiendo en la fosa común de miles de inmigrantes que tratan de alcanzar las costas europeas.

Pero esta vez hubo suerte en vez de desgracia. Los traficantes fletaron un viejo barco carguero con 450 personas a bordo. La tripulación les abandonó en alta mar y quedó a la deriva a unos cien kilómetros de la costa italiana. Un avión de la Marina avistó la embarcación y seis hombres del servicio de guardacostas descendieron en helicóptero sobre la nave para tomar el control y conducirla a puerto. De otro modo el barco habría chocado contra las rocas y el naufragio hubiera sido inevitable.

Tomar el control es la clave. No sólo del barco, sino del problema. Europa ha querido resolverlo poniendo vallas y vigilancia para que los desesperados no vengan. Debería luchar para evitar su desesperación: atacar las causas, no las consecuencias.

Comentarios
Multimedia Diari