Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Catalunya a vista de guiri

Carta a un alemán en Catalunya. Aquí todo es más barato, sí, pero también nuestros salarios son más bajos y aún están encogiendo ‘de facto’ por la embestida de la inflación

| Actualizado a 24 septiembre 2022 07:15
Lluís Amiguet
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Querido Markus, me alegro de que tras la pandemia hayas vuelto este verano por Tarragona, Barcelona, Cambrils y hasta Reus. Y aún me alegra más que, ahora jubilado de la Bayerische Rundfunk, la radio pública bávara donde trabajabas, te plantees quedarte a vivir aquí.

Todo es más barato, sí, pero también nuestros salarios son más bajos –todavía me tiemblan las piernas tras saber que tu secretaria de redacción cobraba 4.000 euros y pico al mes– y aún están encogiendo de facto por la embestida de la inflación. Es cierto que apenas te hará falta calefacción: aquí aún hace calor si consideramos los 8ºC. de Munich ahora mismo, pero también lo es que no descartamos cortes de agua por la sequía.

Somos el país más amenazado por el cambio climático y dedicamos todas nuestras energías a la batalla partidista

Y te doy la razón: somos el país más amenazado por el cambio climático de toda la UE y, en cambio, dedicamos todas nuestras energías a la batalla partidista en vez de unirnos en un gran pacto para combatirlo y paliar sus desastrosas consecuencias.

Tu Bavaria es, con Baden Wutenberg, la región más rica de Alemania y sin embargo te ríes cuando te pregunto si no te duele que el dinero de vuestros impuestos vaya a financiar las regiones más pobres de lo que era Alemania del Este. Si solo fuera Alemania, ironizas, porque también pagáis los déficits de Polonia, Hungría, Chequia...y ¡Ay! España. Añades, sin embargo, que la contrapartida es vendernos los Mercedes, Porsches y BMW que fabricáis. No se trata más que de optimizar la división internacional del trabajo; hay países que diseñan coches y otros los fabrican y ojalá nosotros no seamos solo la playa de sus vacaciones.

Aquí seguimos en plena batalla territorial, pero cuanto más enconado es el debate político menos crispada es la relación en la calle, donde nos cruzamos y llevamos bien hablando con diferentes lenguas y acentos. Nos caemos estupendamente y, ya sé que es un tópico, pero no menos cierto, comemos muy bien, juntos.

Quizás sea esa la razón, junto a una estupenda sanidad pública, increíblemente eficiente para los pocos recursos que le dedicamos comparados con la de Alemania, de que vivamos de media más años que ningún otro país de Europa –83– y, lo siento Markus, más que vosotros –80– los alemanes.

Cuanto más enconado es el debate político menos crispada es la relación en la calle

Te maravillas, además, de la calidad, novedad y extensión de nuestras infraestructuras. En algunas comunidades como Extremadura o Galicia la opulencia y redundancia de sus autovías no tiene parangón europeo. Pero en este caso la razón no nos permite enorgullecernos: algunos partidos políticos cobraron comisiones de nuestras constructoras, que, también es verdad, así se convirtieron en gigantes mundiales como Ferrovial o ACS. Nuestro AVE, tren de alta velocidad, también está entre los mejores del mundo; pero te doy la razón en que en el caso de Tarragona la estación, por los mismos motivos partidistas, fue situada en medio de ninguna parte contra la lógica que aconsejaba que fuera Tarragona ciudad, como son Girona o Lleida, la estación principal.

También te doy la razón en que deberíamos subsanar ese error con enlaces de bus y tren que hasta ahora brillan tanto por su necesidad como por su ausencia. Tendrás que traerte el coche, en efecto me temo, si quieres vivir bien aquí.

Por lo demás, me alegro de que quieras aprender catalán y es cierto que te servirán tus nociones de italiano y de español: al cabo fuimos imperial Tarraco, la segunda capital del imperio romano, cuando vosotros todavía eráis bárbaros. Pero ahora todos somos europeos. Y os queremos.

Comentarios
Multimedia Diari