Lo indispensable

| Actualizado a 28 enero 2022 10:49
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Catalunya amanece hoy prácticamente sin restricciones, aunque aún persisten el cierre del ocio nocturno y la obligatoriedad de llevar la mascarilla. Algún día habrá que analizar lo que han supuesto las medidas adoptadas para tratar de contener los contagios, pero hay algunas consecuencias que ya se pueden percibir. Una de las más preocupantes es que el inédito desgarro social y emocional causado por la pandemia desembocará a medio y largo plazo en un alud de trastornos psicológicos.

De hecho, casi la mitad de los españoles –el 43%– asegura sentirse emocionalmente mal o muy mal, según un Estudio Internacional sobre salud y bienestar mental. Quizá en ello tenga algo que ver el hecho de que se haya impuesto el criterio de que no importa cuánta gente se contagie con tal de que la economía avance y no cierren empresas, lo que explica que la gran mayoría de las medidas se han dirigido a cercenar el ocio y las relaciones sociales en contextos de asueto, mientras en aras de la producción se han permitido incongruencias como, por ejemplo, que el transporte público continuara al 100%.

Porque sí, salvar la economía era indispensable, por supuesto, pero no sé quién pensó que no lo eran los encuentros con familiares y amigos ni los abrazos. Porque, aunque el trabajo es muy importante, no solo de pan vive el hombre. Quizá haya que repensar el significado de lo indispensable.

Comentarios
Multimedia Diari