Más atención a los hijos

| Actualizado a 20 mayo 2017 21:43
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Hace ya algún tiempo, que pienso que los niños en edad escolar, viven un poco al margen de sus padres. La vida laboral es muy intensa y no se ciñe a su horario. Cada empresa tiene el que le conviene, y eso es lógico. Por si fuera poco, también la madre se ha incorporado al trabajo, a jornada completa, la mayoría, con la excusa de que se necesita mucho para vivir. Todo es relativo. La mayoría de los sueldos no están a la altura de lo que una familia necesita mínimamente para subsistir, y por otra parte, se han creado unos gastos superfluos que parece que sin ellos no puedas pasar. La mayoría de los niños son atendidos por sus abuelos, incluso los hay que cuando están enfermos, los llevan a su casa para que los cuiden. Todo por conservar el trabajo. Naturalmente, cuando un niño está enfermo le gusta ser atendido por sus padres, pero si no hay otro remedio, siempre están los abuelos. Y ahora llega la otra parte de este dilema. Muchas de estas personas que ejercen su papel con total ejemplaridad, se ven privadas en algunas ocasiones de viajes que tenían programados desde mucho tiempo atrás, incluso deben dejar de asistir a conferencias u otras citas, por atender a sus nietos. Alguien tiene que hacerlo. Y no hablemos de las clases extras. Todos los niños tienen sobredosis de clases, unos más que otros, pero, ¿les preguntamos a ellos si quieren hacerlo?

Al final llegan a la edad adulta y no nos hemos dado ni cuenta.

La vida pasa muy deprisa y cuántas cosas importantes nos vamos dejando en el camino.

El mejor regalo para los hijos, es la atención de sus padres. Al igual que el mejor regalo para unos padres es contar con el cariño y atención de sus hijos. No necesitan regalarse nada.

Mª Elisa Aragonés Domènech

(Tarragona)

Comentarios
Multimedia Diari