‘Teo en la granja’ eje del debate en Madrid estos días

El Gobierno se equivoca intentando responder a las falsedades sobre las que cimenta el debate la oposición con sutiles e infantiles ataques a los medios «de derechas»

| Actualizado a 25 enero 2022 06:36
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Yo no sé ustedes, pero a mí claramente me cansan el 95% de los debates públicos que escucho o leo de los representantes del Gobierno y de la oposición.

Habrán notado que en las últimas semanas todo el relato ha girado en torno a lo que no dijo el ministro de consumo (he tenido que tirar de internet para recordar a qué se dedica este señor).

Una supuesta afirmación de que la carne española era de mala calidad que enseguida fue aprovechada por el Partido Popular y su inefable guía espiritual, Teodoro García Egea, que, cual protagonista de la popular saga de cuentos infantiles, se ha ido a la granja (ver Teo en la granja) y, lo que es peor, ha pensado que era tan buena idea como para que su líder, Pablo Casado (un hombre que como todos sabemos se crió entre animales despertándose al alba y agotando el día entre establos), hiciera lo mismo como principal estrategia electoral de cara a la próxima convocatoria en febrero en Castilla y León.

Es sonrojante pensar que a pesar de que lo que dicen es mentira (el ministro no dijo lo que dicen que dijo), esa sea su única estrategia electoral. Nadie está interesado en explicar qué quiso decir o lo contrario porque nadie está interesado en abrir de verdad un debate que profundice un poquito sobre nada… «¿Para qué?».

Esa discusión sobre el sistema productivo ganadero español sería muy edificante y clarificadora en unos tiempos en los que el cultivo intensivo mal escalado se está demostrando como uno de los grandes contribuyentes al cambio climático que tantos efectos está teniendo y que es claramente la mayor amenaza actual y futura para la humanidad.

Pero no… En estos tiempos de mediocridad y falta de base intelectual en la mayoría de los regidores públicos impera el mensaje rápido y corto y si se incluye una descalificación o insulto sobre el adversario, mejor.

En Madrid estas semanas el debate sobre la calidad de nuestra carne ha sido uno de los ejes de conversación.

Al estar basado en una mentira, pues no ha aguantado mucho y enseguida el foco ha derivado hacia el reparto escandalosamente mal gestionado por el Gobierno de los fondos europeos.

Aquí el PP ha vuelto a utilizar una táctica ya esgrimida en otras ocasiones: denuncia al Gobierno por hacer uso partidista y de favor entre las comunidades que controla sobre las que lidera la oposición. De nada sirve explicar que entre las cinco primeras comunidades favorecidas por esos fondos tres están gestionadas por el PP.

Y como parece que el ruido no era suficiente o los argumentos insuficientes o falsos directamente, pues han hecho algo que suelen hacer a menudoi: ir a Bruselas a quejarse con un discurso catastrofista sobre el presente y futuro de España que en realidad no ayuda y va en contra de los intereses de todos los ciudadanos (les voten o no).

La propia comisión ha tenido que salir al paso para asegurar que no están en absoluto preocupados por la gestión de estos fondos y que consideran acertados los criterios que el Gobierno español le sometió a su consideración.

Por lo tanto… otro debate vacío y cimentado sobre falsedades.

Dicho esto… manifestar como periodista que no salgo de mi asombro por lo torpes y soberbios que están siendo los miembros de este gobierno en la estrategia de respuesta a esta situación.

¿El motivo?

Estas semanas han hecho convocatorias parciales para explicar la gestión y estructura de los fondos europeos dejando de lado a medios críticos (que son la mayoría) situados en la esfera del centro-derecha.

Me parece escandaloso y sobre todo erróneo responder a una campaña de falsedades censurando a los medios que las lanzan. Entiendo la frustración (que a veces comparto) que debe causar ver cómo esas falsedades se repiten y repiten como único argumento para desgastar al ejecutivo… pero la acción pública debe estar regida por el respeto a los medios de comunicación sea cual sea su orientación ideológica. El Gobierno debería honrar la confianza que le han depositado millones de votantes con un sentido del servicio público más elevado.

Estas decisiones sólo sirven para colocarlos en el mismo nivel que sus oponentes…o peor.

Periodista. Javier Pons inició su carrera en Radio Reus. Ha sido director de “El Terrat”, director de TVE y CEO de Prisa Radio. Actualmente dirige la productora Globomedia (Mediapro).

Comentarios
Multimedia Diari