Un buen riojano

| Actualizado a 26 agosto 2021 16:41
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

No sé si sería capaz de identificar un buen Rioja, pero me atrevo a reconocer a un buen riojano: el doctor Federico Adan Marín, nacido en Calahorra y asentado en Tarragona hasta convertirse en el personaje que la ciudad premia con el Diploma al Mèrit Cívic. 

El diccionario define la simpatía como «manera de ser de una persona que le hace agradable a los demás». Y empatía como «capacidad de alguien de percibir los sentimientos de los demás».

En cualquier caso aparecen «los demás», y en su nombre Tarragona agradece al Dr. Adan su vocación de pediatra y su entrega a las instituciones ciudadanas. Mi felicitación a su mujer Montse Domènech, a los hijos, Federic y Montse, a los nietos y a todos los pacientes y amigos del doctor, términos equivalentes en este caso.
 

Comentarios
Multimedia Diari