El futuro de la saga Jurassic Park

| Actualizado a 09 mayo 2018 12:01
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Hoy en día los dinosaurios forman parte de nuestra vida diaria, su presencia en películas, series o videojuegos se percibe como algo normal. Algunas especies se han convertido en icónicas, son ahora conocidas por el gran público y han sido impresas sobre todo tipo de soportes imaginables. Pero esta situación paradigmática no siempre ha sido así, si nos remontamos algunas décadas atrás, los dinosaurios solo eran conocidos en profundidad por científicos especializados o por la comunidad paleontológica. Pero no se encontraban en un nivel de masificación como el que encontramos en la actualidad.

Uno de los personajes que ayudaron a configurar esta situación fue Steven Spielberg; el director estadounidense maravilló al mundo en 1993 cuando presentó en sociedad su obra "Jurassic Park". La película provocó un gran impacto social, convirtiéndose en la película más beneficiosa de la historia en su momento. Sus cuidados efectos especiales establecieron unos estándares de calidad casi insuperables, y todavía hoy se mantienen en la vanguardia tecnológica. La banda sonora creada por John Williams también nos dejó algunas melodías míticas que se han perpetuado con el paso del tiempo. La idea, sin embargo, no fue original, ya que Spielberg adaptó la novela homónima escrita por Michael Crichton, adentrándose en un universo desconocido con respecto al séptimo arte. Y no se trata del único caso conocido, ya que otros directores han querido innovar dentro de espacios novedoso como es el caso del Cyberpunk en Blade Runner, o el universo del casino en ¡Ellos y ellas!.

La exitosa primera parte nos ofreció dos secuelas argumentales: El Mundo Perdido (1997) -también dirigida por Spielberg- y Jurassic Park 3 (2001) -obra de Joe Johnson- esta última no consiguió satisfacer a la comunidad ni a la crítica especializada.

Todo hacía presagiar que esta sería la última aparición del parque prehistórico en nuestras pantallas. Pero más de diez años más tarde, y tras discutir diversas cuestiones relativas a la trama, se estrenó Jurassic World (2015). Uno de los puntos principales en los que pivotaba la obra era mostrar un parque plenamente funcional, lejos de los fracasos anteriores, ofreciendo un nuevo punto de vista al espectador. Este planteamiento fue muy bien recibido, ya que la obra se convirtió en la cuarta película más beneficiosa de la historia.

Con el éxito alcanzado, era cuestión de tiempo que se presentara una secuela. Esta se materializó en Jurassic World 2: el reino caído. Colin Trevorrow cedía el testigo al director barcelonés Juan Antonio Bayona, ofreciéndole la posibilidad de lucirse en una obra de gran presupuesto con mucha libertad argumental. La segunda parte de esta nueva trilogía aún no se ha estrenado, lo hará el 22 de junio de 2018 y nos mostrará una versión caótica y anárquica de la isla de Nublar. La supervivencia de la comunidad jurásica implicará sobrevivir a una erupción volcánica. Todo hace prever que encontraremos diversas cuestiones morales que guardan relación con los derechos y la protección social de los dinosaurios.

Desde Universal tienen tan claro que la obra será un éxito que ya han anunciado que la tercera parte de la nueva trilogía se estrenará en 2021. Y lo hará nuevamente bajo la dirección de Colin Trevorrow. Precisamente, fue el director americano quien introdujo un nuevo concepto dentro de la saga: la hibridación entre dinosaurios; un planteamiento del que ahora quiere rehuir. Según ha confirmado el director, la tercera parte de la saga optará por mostrar unos dinosaurios mucho más verosímiles y paleontológicamente correctos, intentando buscar la pureza de la obra original. Esta es una de las demandas que más constantemente han realizado los amantes de mundo dinosauriano, argumentando que una representación más fidedigna ayudaría a romper esquemas mentales arquetípicos, como la simbiosis entre los conceptos de reptil y dinosaurio. Un planteamiento erróneo, ya que estos animales eran mucho más cercanos a las aves; tanto en fisonomía como en comportamiento.

La franquicia vive una segunda juventud, y parece que el mundo jurásico se mantiene incombustible al paso del tiempo; los dinosaurios siguen de moda.

Comentarios
Multimedia Diari