Injerto capilar, ¿cuál es el mejor?

| Actualizado a 29 mayo 2019 16:04
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Injerto capilar, ¿cuál es el mejor momento para hacerlo?

La alopecia no conoce ni edad ni sexo. Tanto hombres como mujeres sean de la edad que sean, tienen la posibilidad de padecerla en algún instante de su vida. Algo que, como es habitual, no resulta ser de buen gusto, más que nada sabiendo el sustancial papel que juegan actualmente la imagen y el físico. De esta forma, la falta de cabello pertenece a las superiores intranquilidades en relación con la estética que hay en la sociedad. Por esto, frente un inconveniente de esta clase, alguna persona quiere hallar, cuanto antes, una satisfacción. La más aconsejable es el injerto capilar con la técnica FUE o FUSS (o técnica de la tira). No obstante, como en todo, cada cosa transporta su tiempo y es requisito apreciar cada caso especial porque no en todos los casos resulta ser el régimen correcto.

¿A qué edad se puede llevar a cabo un trasplante de pelo?

La edad no tiende a ser un aspecto esencial en el momento de hacer o no un injerto capilar, siempre que el paciente tenga una aceptable salud, no padezca ninguna enfermedad previa y disponga de una zona donante y una consistencia correctas. No obstante, más allá de no existir límite ni sospechar un inconveniente, los expertos eligen intervenir a personas superiores de 30 años para estudiar la evolución futura de la caída de cabello.

injerto capilar en edades inferiores a 30 años

Generalmente, una persona menor de 30 años no es una aceptable candidata: A esa edad, la alopecia no se ha estabilizado, por lo cual los tricólogos no podrían vaticinar cómo evoluciona la caída en caso de entrenar un trasplante de pelo. Si se interviene a alguien más joven, es viable que tenga que someterse más adelante a un nuevo injerto, ya que puede continuar perdiendo el cabello no trasplantado. Por consiguiente, en estas situaciones se opta por hacer tratamientos doctores capilares con medicamentos como el minoxodil o el dutasteride y, una vez se estabilice la alopecia, hacer el injerto capilar.

Sin embargo, el Dr. Bruno Jacobovski siempre analiza cada caso. Así, en Medican Clinics se hacen las pruebas primordiales para comprender las causas de la falta de pelo. La viabilidad de hacer o no un injerto capilar va a depender, más que nada, de ese diagnóstico capilar y, por consiguiente, del tipo de alopecia del paciente.
 
¿Hay posibilidad de tratar todas las alopecias con un trasplante de pelo?

injerto capilar para la alopecia androgénica o calvicie habitual

Sólo algunas de las alopecias son tratables con injerto capilar. La que mejor responde a un trasplante de cabello es la alopecia androgenética o androgénica. Esta es la más habitual de las alopecias masculinas –aunque además puede perjudicar a las mujeres–. Este tipo de calvicie se prolonga desde la sien –las conocidas como entradas– hasta la coronilla e implica la caída del pelo por causantes asociados a la genética. Lo aconsejable es hacer el injerto una vez estabilizada o frenada la alopecia, así sea con régimen complementario o porque las hormonas por el momento no influyen en los folículos pilosos. Aunque tampoco conviene aguardar bastante para no perder consistencia ni zona donante.

implante capilar para la alopecia cicatricial

Además de la androgenética, un injerto capilar además es posible si el paciente tiene alopecia cicatricial secundaria, o sea, aquella causada por cirugías en la cabeza, tratamientos contra el cáncer, accidentes, traumatismos o quemaduras, por ejemplo. De igual modo, el trasplante de pelo está correcto en las situaciones de alopecia temporal triangular, de origen genético y donde la persona que lo sufre pierde el pelo en las zonas laterales de la cabeza.

injerto capilar ¿y alopecia areata?

No obstante, hay oportunidades en las que no es aconsejable hacer un implante capilar. Esto sucede, entre otras cosas, cuando el paciente tiene alopecia areata. Esta clase de calvicie hace zonas despobladas de pelo en determinados puntos de la cabeza o resto del cuerpo con formas redondeadas. Al ser una enfermedad autoinmune, el sistema inmunitario confunde a los folículos pilosos con amenazas, alterando el período capilar. Esto hace la producción un pelo más débil que, con el tiempo, concluirá cayendo. Tampoco se sugiere someterse a un injerto en periodos como el embarazo o la lactancia, épocas que, gracias a la circunstancia hormonal y a las modificaciones que se generan en el desarrollo del cabello, la alopecia no se podría apreciar de manera precisa.

Medican Clinics y su tarifa por folículos desde 1.490 € IVA incluido en Barcelona por tricólogos españoles.

Comentarios
Multimedia Diari