Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Apuesta por la colaboración Universidad-Empresa

Con su programa de becas, Maxam ha dado con la fórmula del éxito para compaginar el mundo empresarial con el universitario

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los alumnos trabajan en proyectos con gran aplicación práctica. FOTO: cedida

Los alumnos trabajan en proyectos con gran aplicación práctica. FOTO: cedida

La última edición del programa de becas MAXAM Scholarship Program, clausurada en Septiembre, ha tenido como gran protagonista la planta de NITRICOMAX en Tarragona. 

Organizado por la Dirección de Tecnología de MAXAM, el programa está dirigido a alumnos de Master de Ingeniería Química procedentes de las principales Universidades españolas y busca facilitar su incorporación a la vida profesional. Así, permite a los estudiantes realizar al mismo tiempo las prácticas de empresa y el trabajo fin de master, tutorizado por un profesional de la compañía.

Soluciones reales 
Los ingenieros de procesos que participan en el programa trabajan durante 6 meses, en colaboración con profesionales de MAXAM y bajo la supervisión de su tutor, en analizar y proponer una mejora concreta en seguridad, calidad, medio ambiente y/o productividad.

Se trata de proyectos con gran aplicación práctica, que responden a necesidades reales de la compañía, por lo que la mayor parte de ellos se llevan posteriormente a cabo. De hecho, el 80% de los alumnos que participan en el programa pasan después a formar parte de la plantilla; y muchos de ellos tienen como primer reto profesional la materialización de su trabajo fin de master.

Dos de los seis proyectos presentados en 2018, tienen como foco la optimización de procesos en la planta de MAXAM en Tarragona: NITRICOMAX. 

La implicación de la planta tarraconense en el programa no es algo nuevo. Tal y como explica César Valero, director de la planta de NITRICOMAX, en Tarragona se ha apostado por alumnos de promociones anteriores del MAXAM Scholarship Program a la hora de realizar contrataciones.

Profesionales y personas
El programa responde al compromiso de la compañía con la introducción de los jóvenes titulados a la vida profesional.  Para ello, apuesta por una formación integral, que combina la capacitación técnica con la formación en valores. 

Así, abarca tres líneas fundamentales: Componente humanístico, centrado en la educación en valores profesionales tales como el trabajo en equipo y la toma ética de decisiones; componente técnico, que se articula en torno al TFM de los alumnos; componente experiencial, que amplía su conocimiento técnico. Los alumnos viven de primera mano el día a día de la empresa, tanto en las oficinas centrales como en las instalaciones productivas, pudiendo visitar varias de las más de 80 plantas que la compañía tiene en todo el mundo.

El MAXAM Scholarship Program ha sido pionero en España, por su aproximación y metodología, promoviendo valores empresariales como el esfuerzo, el compromiso, la seguridad, el trabajo en equipo, la colaboración y la ayuda entre profesionales.
 

Temas

Comentarios

Lea También