Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Baterías de ion de litio, la energía almacenada del futuro

BASF aspira a producir los materiales activos para cátodos con la máxima densidad de energía del mercado y conseguir baterías con más autonomía

Diari de Tarragona

Whatsapp
La mayoría de coches eléctricos utilizan batería de ion de litio.  FOTO: Cedida

La mayoría de coches eléctricos utilizan batería de ion de litio. FOTO: Cedida

El desarrollo continuo de tecnologías avanzadas de control de emisiones y el aumento de la demanda de coches eléctricos ayudarán a reducir las emisiones y aumentarán la calidad del aire a escala mundial, algo necesario para mejorar todas nuestras vidas. 

La movilidad eléctrica, especialmente en combinación con las energías renovables, es un elemento fundamental para resolver las necesidades de movilidad a nivel mundial. El almacenamiento eficiente y rentable de energía eléctrica en baterías será indispensable para el éxito comercial de los coches eléctricos. 

Todo es cuestión de química

La mayoría de los vehículos eléctricos actuales utilizan baterías de ion de litio. Uno de los componentes más importantes de estas baterías son los materiales activos para cátodos. Estos determinan la eficiencia, fiabilidad, costes, durabilidad y tamaño de la batería. Sus propiedades aportan velocidad, aceleración y potencia a toda clase de vehículos, desde coches compactos hasta todoterrenos, camiones y autobuses.

Los investigadores de BASF están decididos a proporcionar a los materiales activos para cátodos un nivel superior de eficiencia para fomentar la constante evolución de la movilidad eléctrica. 

Todo consiste en modificar la composición química, la morfología (forma y estructura) y el proceso de producción. Gracias a estas innovaciones decisivas, BASF aspira a producir los materiales activos para cátodos con la máxima densidad de energía del mercado. 

En el año 2025, esta labor ayudará a hacer realidad el concepto de un coche eléctrico de tamaño medio con el doble de autonomía real (de 300 a 600 km con una sola carga) y vida útil de las baterías, un tiempo de carga reducido a 15 minutos y baterías fabricadas con la mitad de tamaño y de costes. 

La compañía alemana prevé que el mercado de las baterías de ion de litio crecerá rápidamente. 

Temas

Comentarios

Lea También