Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bienes y servicios con una segunda oportunidad

Repsol apuesta por la Economía Circular, uno de sus pilares dentro del modelo de sostenibilidad ambiental de la empresa

Diari de Tarragona

Whatsapp
Repsol es uno de los firmantes del pacto por una economía circular  FOTO: cedida

Repsol es uno de los firmantes del pacto por una economía circular FOTO: cedida

Avanzar hacia una economía circular es una prioridad para Repsol, que impulsa en la compañía una estrategia que incluye proyectos de reutilización del agua, asfaltos 100% reciclables o un servicio de carsharing para los empleados. La compañía energética busca en todas sus áreas de negocio oportunidades que permitan evolucionar hacia un nuevo modelo productivo que favorezca la reincorporación de bienes y servicios al ciclo económico. 

«El uso eficiente de los recursos y procesos es uno de los pilares del Modelo de Sostenibilidad de Repsol» y, por ello, la compañía puso en marcha en 2017 su Estrategia de Economía Circular, para «diseñar los productos de forma sostenible, alargar su vida útil, reducir los residuos y ahorrar en materiales y energía», explica Iñigo Palacio, Gerente Senior de Desarrollo Social y Ambiental de Repsol. 

Esta estrategia transversal ya supera las 120 iniciativas «que provienen de 12 unidades de negocio diferentes de la compañía, lo que da idea de la amplitud del proyecto». Promoviendo un cambio progresivo que integre esta visión circular en los modelos de negocio, Repsol espera ahorrar en costes, obtener nuevos ingresos con productos o servicios y un mejor desempeño ambiental de la compañía y de sus clientes. 

Repsol es uno de los firmantes del ‘Pacto por una economía circular: el compromiso de los agentes económicos y sociales 2018-2020’, por el que empresas, administraciones y entidades sociales españolas se comprometen con el fomento de esta nueva concepción de la vida económica, que favorece productos más fácilmente reparables, el consumo responsable, la digitalización o la transparencia sobre la duración y la eficiencia energética de bienes y servicios.

Iniciativas circulares 
El ámbito de circularidad con más proyectos es la reconsideración de residuos, con 35 iniciativas, «y sin duda surgirán muchas más, puesto que todos los negocios están volcados en la gestión eficiente de los residuos». Pero la economía circular «es mucho más que valorizar o reciclar residuos», implica un cambio en toda la cadena de valor, y otros ámbitos de circularidad de la estrategia también son clave, como la innovación en los procesos o la búsqueda de nuevos productos y servicios. 

Como ejemplo, cuatro áreas distintas de la compañía, Química, Refino, Negocios Emergentes y Tecnología, están detrás del proyecto ZERO, que emplea el reciclado químico de plásticos de vertedero para obtener crudo sintético, cerrando circularmente el ciclo de vida de estos materiales. Además, Repsol ha suscrito el Compromiso Voluntario ‘Plastics 2030’ que la asociación de fabricantes PlasticsEurope ha lanzado con el objetivo de que el 60% de los envases de plástico comercializados en la UE sean reciclables o reutilizables en 2030. 

La compañía energética ha desarrollado, en colaboración con la constructora Sacyr, asfaltos 100% reciclables, una tecnología que permite la reutilización de la totalidad del asfalto envejecido en las carreteras y que es ejemplo del ‘ecodiseño’ que su estrategia fija como una prioridad. La circularidad también llegará a los hogares de los clientes de Repsol, con los precintos de bombonas de butano fabricados a partir de desechos plásticos de la planta química de Tarragona.

Temas

Comentarios

Lea También