Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Despertar la pasión, cuestión de química

Este lunes se inauguraron los talleres didácticos y experimentales con la química como protagonista

I.D.

Whatsapp
Los pequeños se acercaron a la química en el CRAI del Campus Sescelades. FOTOS: Alba Mariné

Los pequeños se acercaron a la química en el CRAI del Campus Sescelades. FOTOS: Alba Mariné

Marc y Julia juntan poliacrilato de sodio con hierro, cloruro de calcio y un poco de agua. Lo mezclan bien dentro de una bolsa y empiezan a notar el calor de una reacción exotérmica. Ambos son dos jóvenes estudiantes de primaria que en esta Setmana de la Ciència de la URV participan en uno de los talleres que se llevan a cabo en el CRAI del campus Sescelades.

La finalidad de estos talleres, organizados por la URV con el apoyo de la Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT), es que los alumnos realicen actividades sencillas y atractivas que ilustren varios contenidos científicos y de la tecnología química. Estas demostraciones se complementan con una explicación de las bases científicas y su relación con la vida cuotidiana.

Hemos visto que jugaban para crear una reacción que desprendiera calor, pero también se han ido al otro extremo, absorbiendo calor con una fórmula endotérmica. Es muy sencillo, tan sólo hay que mezclar en una bolsa bicarbonato de sodio con un ácido, en este caso el vinagre, y agua. La reacción química desprende CO2 y al mismo tiempo absorbe calor del entorno.

Distribuidos en diferentes mesas de trabajo, los chicos siguen con atención y todavía más grande expectación las instrucciones de universitarios e investigadores, que son los encargados de conducirlos en su primer contacto en el mundo científico.

Antes hemos hablado del poliacrilato de sodio. Se trata de un superabsorbente que sirve para la fabricación de pañales, por ejemplo. En otro de los juegos, los pequeños científicos comprueban su funcionalidad en un huerto urbano. Observan cómo retiene el agua y la reparte poco a poco, como un sistema de riego por goteo. Para valorar el experimento, los participantes se llevan una lechuga en un pote con este experimento.

El objetivo de estos experimentos es el de despertar vocaciones. Que los jóvenes conozcan ese Einstein, Newton, Curie o Pasteur que llevan dentro. Vivir una primera experiencia científica que les pueda servir, quién sabe, como motivación para su futuro académico o laboral.

Pistoletazo de salida

Antes que los jóvenes se pusieran manos a la obra con probetas y composiciones químicas, este lunes se inauguraron de manera oficial los talleres científicos. Personalidades de la universidad y del mundo químico de Tarragona estuvieron presentes y hablaron sobre la importancia de despertar el interés por la ciencia para captar talento de cara al futuro.

Carles Lozano, coordinador de Aliança STEM, explicó que “llegamos a la quinta edición consecutiva de los talleres de la Setmana de la Ciència en el Campus Sescelades. Se trata de un éxito ya que cada año pasan cerca de 1.100 alumnos para conocer la ciencia y su aplicación en el día a día. La idea es despertar vocaciones científicas y que aprendan experimentando con un trabajo de contenidos”.

Josep Francesc Font, presidente de la AEQT, expone “que las áreas de la ciencia y la química han perdido atractivo para los jóvenes estudiantes y estas actividades son importantes para despertar vocaciones y atraer talento. Esto es muy importante para mantener la competitividad del sector y que continúe siendo sostenible con el medio. Sin duda, para que la Química siga siendo un importante motor económico del territorio hay que traer sector a nuestro sector”.

La rectora de la URV, María José Figueras, se mostró “orgullosa de la Setmana de la Ciència con actividades que se abren a la sociedad y también por ver cómo se compromete la Química con estas jornadas. Además es una relación en la que todas las partes salen ganando, ya que encuentro antiguos estudiantes formados en la URV trabajando en el sector de la industria química en puestos responsabilidad, también a mujeres”.

También ha estado presente Rafael Muñoz Melgar, del Departament d’Ensenyament, que ha expresado: “El programa es un éxito, funciona muy bien, tanto con los alumnos del último ciclo de primaria como para estudiantes de ESO. Y también funcionan las propuestas con bachillerato y Formación Professional, todo ello para conseguir que en el futuro tengamos talento en el sector científico”.

Temas

Comentarios

Lea También