Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Hay que ver el plástico como un material valioso, no como un residuo"

Andreas Kicherer, ingeniero medioambiental y director de Estrategia de Sostenibilidad de BASF en Ludwigshafen

Rafael Servent

Whatsapp
Andreas Kicherer, director de Estrategia de Sostenibilidad de BASF. Foto: Cedida

Andreas Kicherer, director de Estrategia de Sostenibilidad de BASF. Foto: Cedida

Andreas Kicherer es director de Estrategia de Sostenibilidad de BASF, multinacional química alemana con centros de producción en el polo petroquímico de Tarragona. Desde la sede central de esta empresa en Ludwigshafen (Alemania) dirige una estrategia que pasa por la economía circular y por valorizar como materias primas materiales que hasta no hace tanto eran considerados residuos. 

California quema cada año, el Rin está seco... ¿cómo de grave es el cambio climático?
Pienso que el cambio climático es uno de los desafíos más importantes que tenemos para los próximos 50 años. Y no hay duda de que hay algunos asuntos sociales muy relacionados con ello, como todos esos refugiados afectados por el cambio climático.

"El cambio climático es uno de los desafíos más importantes que tenemos para los próximos 50 años"

¿Y qué hay que hacer al respecto, si hablamos de consumidores, industria, de industria química en su caso particular...?
Lo primero que hay que ver es cuál es la fuente del CO2. Y hay algunas de grandes, entre las que no hay duda de que una de las más importantes es la producción de electricidad, donde los combustibles fósiles  nutren las centrales eléctricas. Luego está el transporte, donde los coches están alimentados mayoritariamente en este momento por combustibles fósiles y, por último, la agricultura, que también es una importante fuente de emisiones, con el gas metano de las vacas o la quema de selvas para destinarlas a suelos agrícolas.

BASF ha fabricado por primera vez productos químicos a partir de plásticos que hasta ahora no se reciclaban, como los plásticos mixtos o sin limpiar. El proyecto se denomina ChemCycling y está liderado desde la central de esta multinacional en Ludwigshafen.

¿Y la industria, dónde queda?
A estos tres grandes emisores de CO2 hay que añadir la calefacción de los hogares y, ya después, en quinto lugar, llega la industria.

Quinta. Pero que también es muy responsable.
Sí. Y aquí es donde empresas como BASF nos hemos fijado como objetivo dar respuesta a estas cinco grandes áreas, mediante productos innovadores como materiales aislantes para casas, baterías para coches eléctricos, productos químicos para energías renovables...

"Uno de los asuntos que hay que afrontar es cómo somos capaces de aumentar las cosechas sin tener que consumir más tierras"

Hasta el año 2050, el mundo tendrá que producir un 70% más de alimentos para abastecer la demanda global de la población. ¿Cómo lo hacemos sin arrasar todo el Amazonas?
No es una pregunta fácil. No hay duda de que incrementar las cosechas debe estar hoy entre nuestros objetivos. En Europa tenemos cosechas relativamente altas por hectárea, y con cierto crecimiento, mientras que en los EEUU o en América del Sur las cosechas que se obtienen por hectárea son menores, y menos aún si vamos a Asia. Por eso, uno de los asuntos que hay que afrontar es cómo somos capaces de aumentar las cosechas sin tener que consumir más tierras.

¿Y cómo se hace?
Sin duda habrá que hablar de organismos modificados genéticamente, porque el ritmo actual de incremento de las cosechas es del 1% anual, mientras que necesitamos incrementos de entre el 3% y el 4% anual para alimentar el crecimiento de la población. Hay también un replanteamiento del consumo de carne.

¿El futuro es vegetariano?
Yo no sería tan radical, pero sí que habrá un descenso de su consumo.

Con procesos termoquímicos, los plásticos se reciclan en aceites y gas de síntesis, que se emplean luego en la fabricación de productos químicos, sustituyendo parcialmente a los recursos fósiles.

Igual de importante que incrementar las cosechas es no desperdiciar alimentos, y aquí los plásticos y BASF seguro que tienen algo que decir...
Sin duda.

Por otro lado, los plásticos no están muy de moda hoy en nuestra sociedad.
Desafortunadamente, así es. Y está usted totalmente en lo cierto cuando dice que el desperdicio alimentario es uno de los grandes retos hoy. El 30% de la comida que se produce en el mundo se desperdicia, y en los países en desarrollo la mayoría se pierde en el trayecto entre el campo y la cocina, porque no hay una preservación suficiente de esos alimentos, la logística no es buena... hay un montón de pérdidas en ese trayecto. En los países desarrollados, en cambio, la mayoría de las pérdidas de alimentos se dan después de su venta, porque acabamos tirando demasiado comida en la que ha vencido la fecha de caducidad.

"El desperdicio alimentario es uno de los grandes retos hoy"

¿Cómo reducimos esa pérdida de alimentos?
Sin duda, una de las respuestas es el empaquetado. Está relativamente claro que, si empaquetamos menos, al final tenemos más desperdicio alimentario, porque la fecha de caducidad se reduce, las posibilidades de almacenamiento por parte del supermercado se reducen... Por eso hay un montón de estudios que nos dicen que el uso del plástico en el packaging tiene una contribución neta en términos medioambientales, porque salva más alimentos que los daños que acarrea. Pero está en lo cierto cuando dice que hay que estar alerta y encargarse del plástico después de su uso.

¿Se refiere a reciclar?
Hay mucho que hacer, sí. Pero sería un error prohibir el plástico en el packaging alimentario en términos medioambientales.

¿Hay una materia prima alternativa para dar el relevo a nuestra sociedad del plástico?
Podemos hablar de las latas, claro que sí. Es un empaquetado que tiene ya 200 años. Hubo una buena razón para pasarse al plástico, y es que éste pesa diez o veinte veces menos. Piense en el montón de energía asociada a eso. Luego, hay que destacar la cantidad de plástico que la industria reutiliza como materia prima, y eso es algo en lo que también estamos trabajando nosotros en BASF, para desarrollar tecnologías que permitan reutilizar plásticos en la producción química, brindándole una materia prima valiosa. El plástico ya nunca debería ser visto como un residuo, sino como una materia prima muy valiosa.

Temas

Comentarios

Lea También