Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Mantener bien una planta es básico"

Entrevista a Miguel Muñoz, presidente de la Comisión de Empresas de Servicios de la Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT)

Rafael Servent

Whatsapp
Miguel Muñoz, en la sede de la AEQT. Foto: Fabián Acidres

Miguel Muñoz, en la sede de la AEQT. Foto: Fabián Acidres

Arranca un año con paros programados en empresas como Dow o Repsol. ¿Qué rol tendrán las empresas de servicios?
Para las empresas de servicios una parada de este tipo es un gran reto: la magnitud de los trabajos y los plazos de tiempo que se han programado para su realización supone que sus plantillas se multipliquen y tengan que desplazar personal de fuera de nuestras comarcas. Esto supone un reto añadido, ya que a todo este personal que de forma habitual no presta sus servicios en nuestras instalaciones deberá recibir una formación básica en seguridad y de los procedimientos de trabajo establecidos en los centros donde intervendrán. Una parada típica de la Refinería puede suponer coordinar la actividad de más de 100 empresas de servicios y no menos de 1.000 operarios.

"Una parada típica de la Refinería puede suponer coordinar la actividad de no menos de 1.000 operarios"

¿Cómo se coordinan?
Las paradas programadas en las grandes unidades productivas requieren de una coordinación de las actividades que realizarán las diferentes empresas de mantenimiento, que intervendrán con los propios recursos de nuestras compañías. Es fundamental que todos estos trabajos se realicen de una forma segura y no haya interacciones que supongan un potencial riesgo para los propios operarios que están interviniendo. Pero además deben estar supervisadas por nuestros propios equipos de ingeniería para que en el momento de la puesta en marcha todo funcione correctamente.

Pero su relación con estas empresas externas no se limita a esos momentos puntuales de gran demanda. ¿No es cierto?
Cierto, las empresas de servicio de mantenimiento habitual que prestan sus servicios en las empresas del polígono petroquímico de Tarragona son más de un centenar y dan empleo a unos 7.500 trabajadores. La mayoría de estas empresas se encuentran asociadas a la AEST; por tanto, estamos hablando de uno de los sectores que dan empleo a mayor número de personas en nuestras comarcas.

"Las empresas de servicios han conseguido en los últimos años índices de siniestralidad muy bajos y muy similares a los de nuestras empresas químicas"

Y que no sólo trabajan para la industria química...
La mayoría son empresas de tamaño medio, con una gran experiencia en el sector industrial y con su actividad principal en el sector químico, pero también ofrecen sus servicios a otros ámbitos industriales como pueden ser el Port de Tarragona o PortAventura. Son empresas que tienen inculcado un compromiso absoluto con la seguridad, la calidad y la productividad. Para ello, la formación y cualificación continua de sus operarios es un pilar básico de los servicios industriales. Cabe decir que las empresas de servicios han conseguido en los últimos años índices de siniestralidad muy bajos y muy similares a los de nuestras empresas químicas.

¿Qué valor aporta una empresa externa de servicios como éstas a la estructura que tiene la empresa que la contrata?
Gestionar adecuadamente el mantenimiento de una planta es básico para conservar los equipos e instalaciones en servicio durante el mayor tiempo posible, buscando la más alta disponibilidad a óptimos costes y con el máximo rendimiento. Durante las últimas décadas el mantenimiento ha tendido a la contratación externa, y existen razones sólidas que avalan esta decisión. En primer lugar, tácticas: a nivel financiero nos permite transformar una parte de los costes de mantenimiento fijos en variables, y contribuye a la optimización de costes. En segundo lugar, existen razones avanzadas, como conseguir una mayor flexibilidad de las empresas de servicios: la carga de trabajo de mantenimiento no es constante o necesitamos una mano de obra intensa y puntual en el caso de paradas programadas. Además, nos permite tener acceso a los servicios de compañías con una gran especialización y nos proporciona servicios de alta calidad.

"Certificarse en el proceso de calificación en Seguridad es indispensable para trabajar como empresa de mantenimiento habitual"

Las empresas asociadas a la AEQT exigen a las de servicios los mismos estándares que aplican en sus propias organizaciones. ¿En qué consiste?
El objetivo de este estándar propio de AEQT-AEST es que las empresas de servicios que trabajan en el mantenimiento habitual dentro de la AEQT puedan desarrollar sus servicios de forma segura y con los mejores estándares de calidad. Certificarse en el proceso de calificación en Seguridad es un requisito indispensable para entrar a trabajar/ofertar como empresa de mantenimiento habitual. En cuanto al de Calidad, en este proceso previo de implantación es un requisito altamente recomendable, pero no obligatorio.

La contratación de empresas especializadas externas es una opción al alza en la industria química

¿Cómo se hace cumplir?
Ambos estándares son auditados por empresas externas cualificadas como SGS y valoramos el grado de implementación por medio de una valoración que da un máximo de 5 estrellas a aquellas empresas que cumplen con todos los requisitos y una valoración mínima de 1 estrella. Todas aquellas que no han sido auditadas o no han recibido la valoración mínima no pueden prestar sus servicios a las empresas asociadas a AEQT.

Desde el arranque del polo petroquímico de Tarragona, las empresas de servicios locales que surgieron han evolucionado y crecido hasta internacionalizarse, en algunos casos. ¿Cómo valora esta evolución?
En la situación actual, la internacionalización es uno de los elementos clave para el buen funcionamiento de una empresa y sus perspectivas de futuro. Pero hay que tener en cuenta que la actividad exportadora no es una actividad eventual que responde a situaciones coyunturales, sino que exige una visión a medio plazo y una estrategia claramente definida. En cualquier caso, la decisión de internacionalizar una empresa responde al deseo de crecer. En este sentido el tamaño de la empresa no tiene que ser un impedimento para su expansión más allá del territorio nacional.

"Hay un cierto déficit de personal cualificado, que se puede agravar si a corto plazo no planificamos la renovación orgánica de las plantillas"

¿Dónde ve sus puntos fuertes?
En primer lugar, disponen de unas organizaciones de personal dinámicas, flexibles y adaptables a los cambiantes entornos de hoy en día. Además, la mayoría de estas empresas han adoptado sistemas de gestión de la calidad de sus servicios enfocados a la mejora continua. Sus políticas de gestión de la seguridad son realistas y auditables, y ofrecen garantía de disponibilidad y gestión de recursos de todo tipo a un coste predecible. Son, finalmente, competitivas y con buen control de costes.

¿Y sus debilidades?
Principalmente un cierto déficit de personal cualificado en ciertas actividades que requieren reunir conocimiento y experiencia, con un plausible riesgo de agravarse si a corto plazo no planificamos la renovación orgánica de las plantillas. Las mismas debilidades que tiene todo el sector químico pueden afectar a las empresas de servicios: muchas de ellas pasan por disponer de energías de calidad a precios competitivos, la mejora de las redes logísticas y las ingentes regulaciones administrativas que atenazan a las industrias químicas en Europa.

Temas

Comentarios

Lea También