Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La calle Tivissa, la más cara de Reus para vivir

Según el ránking elaborado por el portal Precioviviendas, encabeza la lista la calle Tivissa con un precio medio de 1.842 €/m², mientras que en Mas Pellicer el coste es de 624 €/m²

Silvia Fornós

Whatsapp
Imagen de un inmueble en venta en el barrio Mas Pellicer, una de las zonas más asequibles de la ciudad con un precio medio de 624 €/m². FOTO: Alfredo González

Imagen de un inmueble en venta en el barrio Mas Pellicer, una de las zonas más asequibles de la ciudad con un precio medio de 624 €/m². FOTO: Alfredo González

El precio de la vivienda en Reus ha experimentado una corrección a la baja, en los primeros meses del año, del -0,90%, tras el descenso del -4,41% con el que terminó el 2017. Así lo recoge la última actualización del precio que ha publicado, hace unos días, el portal inmobiliario Precioviviendas, después de analizar las cifras del parque inmobiliario residencial completo de la capital del Baix Camp.

Al mismo tiempo, los datos del último informe sitúan el precio medio del metro cuadrado en los 1.047 euros, en marzo del 2018. En base al análisis del coste de todas las viviendas de Reus es posible conocer también cuáles son las calles de la ciudad donde, en término medio, resulta más caro comprar una vivienda o, lo que es lo mismo, las calles con un mayor precio medio. A grandes rasgos, el callejero de la zona del Passeig Nord se postula entre el más caro de la capital del Baix Camp. Después le siguen algunas calles cercanas a la avenida Onze de Setembre.

Encabeza la lista la calle Tivissa con un precio medio de 1.842 €/m², siendo la vía más cara de la ciudad en el primer trimestre del 2018, seguida por la calle de l’Antic Pas del Ferrocarril con un precio medio de 1.722 €/m² y en tercer lugar la calle de la Mineta con un precio medio de 1.710 €/m². En el ranking de vías con el precio medio más alto de Reus, en el primer trimestre de este año, también se sitúan la avenida Sant Jordi (1.565 €/m²) y las calles del Migdia (1.550 €/m²); Poboleda (1.514 €/m²); Bertran de Castellet (1.513 €/m²); Immaculada (1.491 €/m²); Domènech Soberano (1.490 €/m²); y por último la calle Maria Cortina i Pascual (1.467 €/m²). 

Para llegar a esta conclusión, el portal inmobiliario Precioviviendas ha valorado las 49.189 viviendas que forman el parque inmobiliario de Reus, las cuales actualmente sumarían, según la publicación, un valor de mercado de 5.250 millones de euros. 

Zonas más caras y más baratas

No obstante, el precio medio sigue repartiéndose de forma desigual en los diferentes barrios de la ciudad. La última actualización del coste medio del metro cuadrado, que Precioviviendas ha realizado, también revela que la calle de Mas de Pellicer es donde más ha subido el precio de la vivienda, de media un 4,04 % en el último trimestre, pero sigue posicionándose entre las zonas más asequibles para adquirir un inmueble de la ciudad, con un precio medio en 624 €/m². Sobre las razones de esta situación, el empresario Dídac Rodríguez, de la inmobiliaria Àgora Activa de Reus, explica que «en el transcurso de la crisis, la evolución de los precios ha sido de corrección a la baja. Por ello, los inmuebles y las zonas más castigadas fueron los parques inmobiliarios de tipología de viviendas más básica y mayor antigüedad». 

Signos de recuperación

Por contrapartida, argumenta que «en el momento que la economía da signos de una cierta mejora, las zonas que parten de unas cifras más bajas son las primeras que, desde el punto de vista porcentual, da la sensación que se recuperan un poco mejor». 

Desde Precioviviendas, Isabel Díaz Cano, directora de comunicación, confirma que «en cada ciudad, el precio evoluciona a un ritmo diferente y en tiempos distintos en función de diferentes factores», y puntualiza que «al final, las zonas donde el precio se ha deprimido más tienen más recorrido y el precio puede empezar a recuperarse antes, sobre todo cuando dependen del mercado local». Al respecto, Pere Cochs, gerente de OTA Cochs Inmobiliària en Reus, explica que «el mercado está evolucionando muy rápido y se nota un mayor número de compraventas, más que en 2017 y 2016. Teniendo en cuenta esta actividad, la previsión para este año, y los dos próximos, es de crecimiento de un 10%». 

En este sentido, también se sitúan a mucha distancia, de las zonas más caras para comprar una vivienda en la ciudad, vías como la avenida de Salou (880 €/m²), la calle calle del Roser (908 €/m²) o la avenida Pere el Cerimoniós, donde el precio medio de la vivienda en el primer trimestre del 2018 ha caído un -3,71%, situándose en 886 euros el metro cuadrado.

Demanda y oferta

En lo que se refiere a la demanda de inmuebles, Dídac Rodríguez corrobora que «afortunadamente para las personas interesadas en comprar, la banca está demostrando un mayor interés en dar hipotecas y ayudar en la financiación, aunque sigue siendo prudente con el perfil de gente a la que deja el dinero, ya que no lo hace tan alegremente como en la época de la burbuja inmobiliaria». Ante esta situación, el empresario reconoce que «hay más personas que se decantan por la opción de comprar inmuebles de mayor nivel, lo que puede haber influido en que determinadas zonas de la ciudad y tipologías de viviendas concretas estén más solicitadas». 

Aunque el centro de la ciudad abandera el interés de los compradores, desde la inmobiliaria Àgora Activa reconocen que «existen otras zonas, no excesivamente alejadas del centro, como por ejemplo el Passeig Nord, Jardins de Reus, Mas Iglesias, las zonas de los Passeig Prim y Passeig Sunyer o Països Catalans, donde cada vez hay más servicios y mantienen su atractivo». A pesar de este movimiento, Dídac Rodríguez confirma que «la oferta de inmuebles nuevos en la ciudad es inferior a la demanda». 

La explicación es la siguiente: «Las promotoras han sufrido mucho con la crisis y algunas tienen todavía inmuebles de la época para vender. Hoy por hoy, las empresas son más prudentes a la hora de construir nuevas promociones, ya que deben garantizar que el producto sea atractivo y el precio viable para el mercado actual». 

Temas

  • precio
  • vivienda

Comentarios

Lea También