Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

60 familias de Reus piden que se analicen las ondas electromagnéticas de su casa

La concejalía de Medi Ambient pone a disposición un aparato de medición del campo electromagnético de radiofrecuencias. Hasta la fecha, todas las pruebas han sido muy positivas
Whatsapp
Medición del campo electromagnético, ayer en la guardería municipal La Ginesta. Foto: F. Gras

Medición del campo electromagnético, ayer en la guardería municipal La Ginesta. Foto: F. Gras

La acumulación de telefonía móvil, aparatos electrónicos y redes Wi-Fi es cada vez más frecuente en los hogares. Todos ellos tienen en común que generan un campo electromagnético de radiofrecuencia con el que se convive a diario. Una realidad que genera preocupación por sus posibles afectaciones sobre la salud por su constante exposición.

Con el fin de esclarecer dudas, ponderar las ondas y minimizar la percepción de riesgo, la concejalía de Medi Ambient ha iniciado una campaña centrada en la medición del campo electromagéntico en los hogares. Una acción que ya ha recibido unas 60 peticiones. «A mucha gente le preocupa la radiación por su relación con enfermedades como el cáncer. Pero una vez aprecian que no existe ningún riesgo se quedan más tranquilas», explican desde la concejalía. De hecho, de todas las mediaciones realizadas hasta la fecha siempre se ha estado por debajo de 1 V/m, cuando el máximo permitido de exposición es de 28 V/m.

Así también ocurre en los conocidos como «puntos sensibles». Estos guarderías, centros de salud y hospitales, centros de educación o parques públicos. Sin ir más lejos, una técnico de Medi Ambient llevó a cabo ayer la medición del campo electromagnético en la guardería municipal La Ginesta con un resultado más que positivo. Acciones como ésta se vienen realizando desde hace meses en distintos espacios y equipamientos de la ciudad.

Esto es así gracias al convenio que el Ayuntamiento de Reus firmó en 2012 con el centro de telecomunicaciones y tecnologías de la información de la Generalitat, la cual cedió un equipo para medir las radiaciones electromagnéticas. Uno de los objetivos era, principalmente, el de la «transparencia ante la ciudadanía».

También está la finalidad de «terminar con percepciones negativas como los riesgos de enfermedad o que una mayor presencia de antenas que emitan con poca frecuencia es mala», sentenciaba Hipòlit Monseny, concejal de Via Pública y Medi Ambient. Precisamente, desde la concejalía aseguran que «alejar las antenas lo máximo posible no es una medida eficaz para reducir los niveles de exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia, ya que en caso contrario deberán emitir con más potencia». Por otra parte, también quieren dejar claro que este aparato prestado por la Generalitat dentro del programa Governança Radioeléctrica no sirve para medir las bajas y altas tensiones de las torres eléctricas.

 

Solicitar una medición

El ciudadano que desee solicitar una medición del campo electromagnético en su domicilio deberá enviar un correo electrónico a la dirección medi.ambient@reus.cat. Dado que el equipo de medir está cedido hasta junio de este año, las medidas se realizarán por orden de entrega de la solicitud.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También