Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿A qué dedicará Carles Pellicer los 31 millones de euros de Metrovacesa?

El Ayuntamiento estudia la mejor opción financiera que pasaría por reducir su ratio de endeudamiento o destinar la cantidad a pagar el crédito de firaReus y sanear Redessa

Francesc Gras

Whatsapp
Aspecto del edificio de La Fira Centre Comercial de noche. Foto: Alfredo González

Aspecto del edificio de La Fira Centre Comercial de noche. Foto: Alfredo González

Dos semanas. Éste es el tiempo que falta para que La Fira Centre Comercial abra puertas. La actividad en el Parc Sant Jordi estos días es frenética. Centenares de personas trabajan sin descanso para que todo esté listo para el día de la inauguración.

Pero la apertura del complejo comercial trae consigo otra buena noticia para el Ayuntamiento de Reus. Se trata del cobro de 31 millones de euros correspondientes a la parte principal del conocido como canon de Metrovacesa. La inmobiliaria madrileña deberá abonar el pago – según estipula el contrato firmado entre las dos partes– antes de 10 de noviembre, todo un balón de oxigeno para las arcas municipales.

«Los 31 millones de euros, más la cantidad que ya ha liquidado Metrovacesa durante todo este tiempo, alivian la situación financiera del Ayuntamiento. Tenemos que seguir trabajando para reducir la deuda y poder invertir de nuevo». Así se expresaba el pasado jueves el alcalde de Reus, Carles Pellicer, tras la presentación de La Fira Centre Comercial. Unas declaraciones que ya apuntaban los posibles destinos que tendrá dicha cantidad.

En estos momentos, el consistorio y su equipo económico estudian la fórmula financiera más beneficiosa sin perder de vista los límites que establece el Plan de Ajuste. Estas posibilidades pasan por dos puntos en concreto. El primero se centra en la reducción de la deuda municipal y que en los últimos cuatro años ya ha bajado un 30%. En este caso, las previsiones del gobierno municipal son que el grupo Ayuntamiento (consistorio y empresas) termine el año con un endeudamiento de 272,5 millones de euros, una cantidad que ya incluye la amortización del canon de Metrovacesa. La otra posibilidad, apuntada por el propio alcalde, sería destinar los 31 millones a pagar el crédito que depende sobre firaReus. Esto es así por la relación de vasos comunicantes que existe entre el pago del edificio del centro comercial del Parc Sant Jordi con el edificio del Tecnoparc.

Si bien esta decisión representa reducir la deuda del consistorio, también lo es que existe un factor diferencial. Éste es el saneamiento de Redessa, la empresa municipal sobre la cual cuelga el crédito.

El crédito ‘Swap’

Con este pago, Metrovacesa finaliza sus obligaciones con la ciudad habiendo invertido 41 millones de euros. Pero el consistorio sigue con una situación que, en ocasiones, ya ha cualificado de «abusiva». Se trata de una cláusula en el crédito del edificio de la feria –conocido como crédito Swap– que representa un sobrecoste de 100.000 euros al mes. Éste fue firmado por el último gobierno tripartito antes de la celebración de las elecciones y, en el pasado pleno, se aprobó trabajar para lograr su definitiva disolución. Para terminar, y también a nivel financiero, el alcalde ya adelantó que la cantidad que la inmobiliaria madrileña pagará en concepto de IBI e IAE (unos 430.000 euros) serán reinvertidos al comercio local.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También