Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sociedad

Abre la residencia Horts de Miró de Reus con cuatro usuarios

El equipamiento se puso en marcha ayer, siete años después de finalizarse el edificio. Ahora, entran en funcionamiento 29 plazas, que se irán llenando progresivamente hasta enero

MONTSE PLANA

Whatsapp
Usuarios, acompañados por trabajadoras, la concejala Montserrat Vilella y la directora. FOTO: A. GONZÁLEZ

Usuarios, acompañados por trabajadoras, la concejala Montserrat Vilella y la directora. FOTO: A. GONZÁLEZ

La reivindicada residencia Horts de Miró se puso en marcha este lunes, tras 7 años de espera. Ubicada en el edificio que ya alberga el CAP, y con entrada por la calle de Maria Antònia París, ayer llegaban los primeros cuatro usuarios, con previsión de recibir, durante esta semana, a un total de ocho personas. «La puesta en funcionamiento es progresiva», explicaba la directora del nuevo centro para mayores, Maria José Sabaté. De la capacidad total de 58 plazas, se han abierto 29 –todas ellas públicas– y se irán llenando poco a poco hasta la segunda semana de enero. Según detallaba ayer Sabaté, será en ese momento que se abrirá el centro de día, con 20 plazas más, que serán privadas. En cuanto a los trabajadores, en total habrá 24 empleados.

Las habitaciones están ubicadas en la tercera planta del edificio, mientras que en la segunda se encuentran todos los servicios. «Teníamos ya ganas de abrir el equipamiento. Estamos muy contentos, y también con algo de nervios», expresaba la directora de la nueva residencia Horts de Miró tras recibir a los usuarios.

Siete años de retraso

La apertura de la nueva residencia arrastraba años de demora. El edificio está terminado desde 2012, cuando se puso en marcha el CAP Horts de Miró. La parte destinada al cuidado de mayores se preveía que entrase en funcionamiento en 2017. No obstante, quedó congelada, primero, por la cesión de la consellera Dolors Bassa al frente del Departament de Treball i Afers Socials de la Generalitat. Posteriormente, y con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, las plazas otorgadas a la residencia quedaron sin adjudicar. Un procedimiento que no se reactivó hasta el pasado otoño. En los últimos meses, se ha trabajado en el convenio entre Ayuntamiento y Generalitat para la concesión de plazas. Un acuerdo que, finalmente se aprobó en el pleno del Ayuntamiento de Reus del pasado mes de septiembre, lo que daba luz verde definitiva a la apertura del equipamiento.

Tras tantos años de retraso, desde el sindicato USITAC se mostraban, ayer, satisfechos con la puesta en marcha de la residencia. «Es por este motivo que hoy hacemos un acto de inauguración, pero crítico, tras siete años de espera», decía el representante sindical Josep Maria Tutusaus mientras aguantaba, con su compañero Alfred Maza, un pastel con una vela del número siete. Por su parte, Maza se preguntaba: «Si no se hubiera puesto en marcha, recientemente, una residencia privada en la ciudad, ¿estaría hoy abierta la de Horts de Miró?». Bajo su punto de vista, la demora se debe «a una falta de voluntad política» y defiende que, «ya que se ha retrasado, la apertura tendría que haber sido de las 59 plazas totales, y no de 29».

Según USITAC, este pasado verano, en el Baix Camp, 160 personas mayores estaban en lista de espera para una residencia. Ahora, 29 entrarán a la de Horts de Miró. No obstante, la espera seguirá para mucha gente. Según cifras de Generalitat, a principios de año, Reus tenía 806 plazas para mayores, a las que se tienen que sumar 117 de Ballesol y, ahora, 29 de Horts de Miró. En total, la capital del Baix Camp dispone, actualmente, de 952 plazas.

Temas

Comentarios

Lea También