Absuelto un hombre que se subió y dañó un coche en la plaza Prim de Reus para hacer una foto

El vehículo estaba expuesto para publicitar FiraReus

Àngel Juanpere

Whatsapp
FOTO: ACN

FOTO: ACN

Un hombre que se subió a un coche expuesto en la plaza Prim de Reus para publicitar FiraReus ha sido finalmente absuelto de un delito de daños por la Audiencia Provincial de Tarragona después de que el Juzgado de lo Penal 2 de la capital del Baix Camp lo hubiera condenado a pagar una multa de 1.440 euros como autor de un delito de daños, con la atenuante de reparación de daño.

Los hechos se remontan a las cinco menos cuarto de la madrugada del 5 de octubre de 2014. El acusado, de nacionalidad española y que tenía 33 años, con el fin de hacer una fotografía y pese a que pudiera causar daños al mismo, se subió encima de un vehículo Suzuki SX4, que se encontraba colocado de exposición. Le causó daños tasados en 953 euros, que fueron pagados por el procesado al dueño del coche antes del juicio.

Tras la sentencia condenatoria inicial, el acusado presentó un recurso de apelación. Recordaba que el vehículo estaba en la vía pública y accesible para cualquiera que transitara por la calle. Y que cuando los agentes vieron al acusado encima del vehículo no pudieron presenciar si ya tenía daños o no. Y en el caso de que los tuviera, indicaba que los hubiera cometido de modo imprudente.

Los magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial no tienen ninguna duda de que el acusado es el autor de los daños. Se basan en la declaración de uno de los agentes, quien aseguró que el procesado "estaba haciendo como el gesto inequívoco de saltar". Añaden que los daños no son solamente de saltar sino consecuencia natural del peso propio de un adulto. Además, rechazan que el vehículo tuviera daños anteriormente porque tenía la finalidad de publicitar la feria "y no parece lógico que se utilizare un vehículo dañado y en consecuencia poco atractivo".

La Sala destaca que el hombre tuviese una conducta imprudente. Recuerda que es de general conocimiento que los vehículos cuentan con carrocerías sensibles, fácilmente deformables precisamente para absorber la energía del impacto, como es evidente cuando se produce una colisión. Por ello. resulta "palmario que quien decide subir a recubrimiento de chapa de un turismo, por ese conocimiento extendido socialmente, asume y acepta la posibilidad de causar daños". Pero durante el juicio no acudió a declarar el perito que realizó el informe de los daños para que se reafirmara en su documento y que pudiera ser interrogado por las partes. Ello lleva a no conocer la cuantía de los daños, que podrían ser inferiores a los 400 euros, lo que rebajaría la causa a un delito leve de daños, infracción penal que ya habría prescrito.

Temas

Comentarios

Lea También