Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Acaba el esperado derribo de los edificios vacíos del barrio del Carme

Provisionalmente será un parking de zona azul y en un futuro se podrían construir pisos para alquileres sociales

C.B

Whatsapp
El aspecto actual del solar, situado al lado de una zona azul. FOTO: Alfredo González

El aspecto actual del solar, situado al lado de una zona azul. FOTO: Alfredo González

Muy buena noticia, a la vez que esperada, para los vecinos del Carme de Reus. Los trabajos de demolición de los polémicos pisos vacíos de la zona que empezaron el pasado mes de enero han llegado a su fin. Era una reivindicación de las personas que viven en el céntrico barrio. El derribo se enmarca en un proyecto para mejorar sus calles aprobado en 2008 que contempla la creación de una nueva plaza posterior al Orfeó Reusenc y la ampliación de las calles del antiguo Vapor Vell.

El plan de intervención del Carme, que tenía que realizarse en unos diez años, ya tenía en cuenta este terreno ubicado entre las calles Sant Francesc y Sant Benet. Así lo explica el presidente de la asociación de vecinos, Josep Machado: «Estamos muy contentos de que terminen los trabajos pero van tarde. No tienen que estudiar nada, lo que hay que hacer es actuar». Machado se refiere a las palabras del conseller de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, que firmó un convenio en marzo en el que la Generalitat se comprometía a analizar la posible construcción de pisos en el solar que ha quedado vacío tras el derrumbe y que es propiedad de Incasòl. Tras el estudio, podrían levantarse una quincena de viviendas sociales.

Hasta que haya una decisión sobre el terreno, en el espacio que ha quedado vacío ahora habrá un parking de zona azul provisional. «Hace unos días vino un técnico de AMERSAM, tienen que hacer un pipican, una zona de carga y descarga y el aparcamiento de pago», detalla Josep Machado. «Si es sólo por un año, me parece genial como quieren hacerlo pero si tiene que alargarse más tiempo, sería interesante que plantaran árboles en la zona», comenta el representante vecinal sobre el proyecto.
«Lo que necesitamos es que empiecen a trabajar en el barrio entero, como acabar la plaza de Sant Francesc o abrir el acceso desde allí hasta la calle del Viento», pide Machado. «En cuanto terminen de arreglar la zona azul espero que se centren en nuestras calles, tenemos el compromiso de que los próximos años habrá mejoras», dice el presidente de la asociación de vecinos.

El proyecto

El Institut Català del Sòl (Incasòl) va a estudiar la construcción de quince pisos y locales comerciales en planta baja en el solar que los dos bloques ocupaban. El proyecto forma parte de un primer acuerdo, firmado en 2008, desde el Departament de Territori i Sostenibilitat para reformar el barrio del Carme y que avaló el conseller Damià Calvet.

Los nuevos pisos se incluirían en el programa de construcción de viviendas de alquiler social impulsado por Incasòl desde 2016 en toda Catalunya, con la previsión de levantar unas 300 cada año.

Cabe recordar que en la capital del Baix Camp, el 90% de los alquileres sociales ya están ocupados. En el caso de la plaza de La Patacada, en el barrio del Carme, los 46 pisos de protección oficial tenían ya inquilino a finales de 2017. Ese año, casi el 90% de los 160 inmuebles de estas características estaban ya alquiladas. La oferta de esta tipología de inmuebles se reparte en cuatro promociones: Mas Bertran I (30), Mas Bertran II (68), Granja Massó (16) y la de la Patacada (46). Del total, 45 de ellas forman parte del programa municipal de Borsa d’Habitatge Assequible, que coordina los servicios sociales del Ayuntamiento de Reus.

Temas

Comentarios

Lea También