Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Adiós a la 'Ryanairdependencia' en el Aeropuerto de Reus

El aeródromo espera remontar el vuelo en 2017 y alcanzar el millón de pasajeros, gracias a la diversificación de compañías. Atrás quedan los años en los que sólo dependíamos de Ryanair

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de archivo de un avión de Ryanair en la pista del Aeropuerto de Reus. FOTO: DT

Imagen de archivo de un avión de Ryanair en la pista del Aeropuerto de Reus. FOTO: DT

Hace ahora justo 10 años, en octubre de 2006, el Govern de la Generalitat de Catalunya aprobaba una subvención de 2,7 millones de euros -a repartir entre 2007 y 2008- para la compañía aérea Ryanair, a cambio de que ésta triplicase progresivamente sus frecuencias en el Aeropuerto de Reus, hasta alcanzar en verano de 2009 las 18 rutas internacionales. Este acuerdo también contemplaba que Reus se convirtiese en base operativa para cuatro aviones de la aerolínea irlandesa.

Eran otros tiempos. La crisis económica todavía no nos había asolado y desde el Aeropuerto de Reus se podía volar, incluso, a otras ciudades de España -como Sevilla, Santander o Santiago de Compostela- con los aviones de Ryanair. Eran los años en los que Michael O’Leary, el excéntrico presidente de la compañía aérea irlandesa, nos obsequiaba cada dos por tres con algunos de sus ‘shows’ más frikis ambientados con barretinas o camisetas del Barça o del Nàstic. El Aeropuerto de Reus giraba alrededor de Ryanair y, salvo la operativa chárter que cada año se ponía en marcha cada verano, parecía que no existía en todo el mundo ninguna otra compañía aérea con la que se pudiese volar desde la capital del Baix Camp. Los tiempos han cambiado. La crisis ha arrasado en esta última década todo lo que se ha encontrado por el camino, mientras que Ryanair ha instalado sus tentáculos en el Aeropuerto de Barcelona, resintiéndose en gran medida los otros dos aeródromos catalanes donde la aerolínea irlandesa siempre había tenido gran presencia: Reus y Girona.

Un buen año

Después de varias temporadas de más sombras que luces, el Aeropuerto de Reus parece que vuelve a tener motivos para volver a sonreir. Este 2016 se prevé cerrar con más de 800.000 pasajeros, un crecimiento del 15% respecto al año anterior. Además, para este invierno se mantienen los dos vuelos semanales a Londres y los otros dos a Eindhoven de Ryanair. A todas estas buenas noticias hay que sumar las perspectivas para el próximo 2017, que hablan de alcanzar la mítica cifra del millón de pasajeros, algo que no se conseguía desde que Ryanair tuvo la base operastiva en Reus.

Sí, los tiempos han cambiado y, afortunadamente, los responsables de que nuestro aeropuerto siga creciendo se han dado cuenta de que esto no se puede conseguir si dependemos sólo de la aerolínea irlandesa. La diversificación de compañías ha sido clave para este despegue, demostrando de que también hay vida más allá de Ryanair.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También