Más de Reus

Agresión homófoba a un transexual de 15 años en Reus

Mossos d'Esquadra ha recibido esta tarde una denuncia de los progenitores. La víctima y una amiga sufrieron un robo con violencia en la noche de la Diada. Los autores podrían haber actuado sabiendo la orientación sexual del menor. La Policía Autonómica lo investiga el caso como un delito de odio

Jordi Cabré

Whatsapp
La denuncia se ha presentado este lunes en la comisaría de Reus. FOTO: Alfredo González

La denuncia se ha presentado este lunes en la comisaría de Reus. FOTO: Alfredo González

Un joven transexual de 15 años fue agredido en la noche del sábado (festividad de la Diada de Catalunya) cerca de la estación de autobuses de Reus. La víctima es un menor de 15 años que iba acompañado de una amiga, que también sufrió insultos, golpes y arañazos. Aparte de la presunta agresión homófoba, los autores se llevaron un teléfono móvil.

La agresión se denunció esta tarde de lunes cuando los progenitores de los dos chavales cursaron denuncia en la comisaría de Mossos de la capital del Baix Camp. Los agentes han analizado las declaraciones de las víctimas y han confirmado que la línea de investigación sería por un robo con violencia y otro por un presunto delito de odio (discriminación por motivos dde orientación sexual).

Los hechos se remontan a las 23 horas de la Diada. El padre de una de las víctimas llamó a la Guàrdia Urbana de Reus denunciando la posible desaparición de su hija. Explicó que había hablado con ella hacía poco y que le había dicho que iba para casa.

Se encontraba en las inmediaciones de la estación de autobuses. La ausencia de noticias preocupó al padre, que explicó lo ocurrido a la Guàrdia Urbana para que tuvieran conocimiento de la posible desaparición. Antes del alba, la menor llegaba a casa. Explicó a sus padres que había sido víctima de un robo con violencia y que iba acompañada de un amigo.

El padre avisó a la Guàrdia Urbana que había vuelto la menor. Explicó que la hija fue víctima de un robo con violencia, pero no se dijo nada de su amigo transexual en esta conversación.

La Guàrdia Urbana se preocupó por el estado de la menor y en la noche del domingo llamó a la familia para ver cómo estaba la joven, que pasó un chequeo en el hospital de Sant Joan.

En aquella llamada de cortesía se pudo conocer la identidad de la otra víctima, un joven de la misma edad. Al conocerse que era transexual, se barajó la posibilidad de que el robo con violencia tuviera un trasfondo de odio por su orientación sexual. Y se recomendó que se denunciara lo ocurrido el sábado por la noche.

Las dos familias decidieron presentar una denuncia a Mossos. Los autores del robo del móvil podrían ser personas que habrían ya coaccionado, insultado y amenazado en el pasado al menor transexual y ante esta posibilidad, la investigación del robo con violencia se añadiría el posible delito de odio.

Temas

Comentarios

Lea También