Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Águilas, cohetes y sonidos ahuyentan a los estorninos de la plaza Llibertat de Reus

Esta céntrica plaza se libra de la plaga, pero los pájaros se dejan sentir en otras zonas arboladas de la ciudad

Joan Morales

Whatsapp
El arbolado de la Llibertat, este jueves por la noche desierto de estorninos. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El arbolado de la Llibertat, este jueves por la noche desierto de estorninos. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La persecución de la plaga de estorninos que se ha instalado estos días en la plaza de la Llibertat, de momento, es historia. La ofensiva de águilas, lanzamiento de cohetes y sistemas sonoros ha dado sus frutos y este jueves por la noche, los árboles de esta céntrica plaza de Reus, estaban desiertos de pájaros. Después de que el pasado martes, operarios de la empresa Soma -concesionaria del servicio de control y prevención de la población de aves salvajes urbanas de la ciudad- pusiesen en marcha la presencia de un águila para espantar a los pájaros, esta técnica también se ha reforzado con el lanzamiento de cohetes, también a última hora de la tarde.

El concejal de Medi Ambient del Ayuntamiento de Reus, Dani Rubio, explicaba este jueves al Diari que «llevamos desde el martes aplicando las medidas y, en un principio, parece que empiezan a dar resultados. He hablado con los operarios de la limpieza y me han asegurado que han tardado una hora y media menos en limpiar de excrementos la zona de la plaza de la Llibertat donde están instalados cada noche los estorninos. Eso significa que la presencia de estos pájaros es menor».

Paralelamente, en otro punto de la ciudad como es el paseo Prim también se han puesto en marcha otra medida, como es un sistema de sonidos. «También está funcionando bien», añade el concejal de Medi Ambient.

Aunque los principales focos de estorninos se han detectado en la plaza de la Llibertat y el paseo Prim, el Diari también tiene constancia de otros puntos donde también se está acumulando mucha suciedad de excrementos, como son las calles Pare Gil, Joan Bertran o el paseo Mata, donde también se han producido algunas quejas vecinales.

La problemática de los estorninos se detectó hace unos días después de que el Diari recogiese las quejas de algunos comercios -especialmente terrazas de bares- de la plaza de la Llibertat, por culpa de la acumulación de excrementos que se producía a diario. Desde la concejalía de Vía Pública reconocieron que no daba abasto a la hora de limpiar cada mañana la zona y por eso empezaron a aplicarse las medidas para intentar espantar a estos pájaros.

Los estorninos llegan a los árboles cuando oscurece, buscando un espacio en el que pasar la noche. La hora más conflictiva, en lo que a lluvia de excrementos se refiere, es a primera hora de la mañana, cuando sale el sol, antes de que alcen el vuelo.

Desde la empresa Soma explicaban el pasado martes, cuando presentaron al águila Matilde, que si estos pájaros han escogido la plaza de la Llibertat para afincarse, seguramente es por sus características, en un entorno con árboles espesos y edificios altos, que cuenta con temperaturas más altas que en otros lugares.

El servicio de control y prevención de la población de aves salvajes urbanas de la ciudad tiene como objetivo principal el control del número de palomas en las zonas más conflictivas. También atiende a problemas provocados por otras especies de aves como estorninos, torcaces, garzas, tórtolas o cotorras.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También