Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Ahora sólo dependo de la nieve para ir a esquiar»

Entrevista a Toni Real, periodista y presentador de televisión
Whatsapp
El periodista Toni Real es el encargado de inaugurar la feria Esquiades SnowFun que tiene lugar en firaReus este fin de semana. FOTO: CEDIDA

El periodista Toni Real es el encargado de inaugurar la feria Esquiades SnowFun que tiene lugar en firaReus este fin de semana. FOTO: CEDIDA

Tras 30 años presentando el ‘Temps de neu’, el invierno pasado dejó el programa que le ha dado conocer como uno de los periodistas referentes del mundo de la nieve. Este sábado 11 y domingo 12 de noviembre inaugura Esquiades SnowFun en firaReus. 

Pongamos la vista atrás. ¿Cómo empezó ‘Temps de neu’ (TDN)?

Siempre me ha interesado mucho el mundo de la nieve. Antes del TDN hice un programa en Catalunya Ràdio que se llamaba ‘A punt de neu’. En el 85 entré a trabajar en TV3 y propuse hacer el TDN. Era extraño porque el único programa especializado de deportes que había era el ‘Gol a gol’. Pero la idea cuajó y el 9 de enero de 1986 fue la primera emisión.

No debió ser un inicio fácil.

Decían que no duraríamos ni tres semanas y ya llevamos 31 años. Fue una experiencia muy bonita ponerlo en marcha, también dura. TV3 era una cadena joven y hacer un programa de esquí era problemático. Tan sólo esquiábamos dos miembros del equipo.

¿Qué ha aprendido en 30 años de TDN?

Aprendí a hacer televisión y a organizarme. Nunca había hecho periodismo de una manera tan especializada y aprendí a gestionar aspectos como la agenda y la planificación del rodaje en función de la meteorología. Dependes del tiempo y de que haya nieve, entonces tienes que improvisar mucho. Si estás bien organizado reaccionas mucho mejor.

Ha podido vivir varios Juegos Olímpicos de Invierno.

Desde Sarajevo 1984, que aún no existía el TDN, hasta los de Vancouver 2010, todos. En los Juegos Olímpicos la información era más diaria y sobre la competición. El TDN iba dirigido a los practicantes y no a la competición. Sólo tocábamos la Copa del Mundo o alguna competición especial.

El cambio de la ganadería al turismo como motor económico ha sido muy importante. Si desapareciera el esquí del Pirineo, quedaría totalmente despoblado

¿Algún buen recuerdo?

Muchos. Pero sobre todo una bajada con antorchas que hicimos en la Masella que fue récord con más de 2.000 personas. Me gustaba llevar a cabo acciones populares y organizar cosas para el público. Veías la cara de satisfacción en la gente y era un placer.

¿Ha sido difícil desvincularse del TDN?

No mucho. El programa necesitaba un cambio y yo también. 30 años haciendo lo mismo es mucho tiempo. Cuando se acababa la temporada de nieve teníamos que hacer ‘Temps d’aventura’ y hacer un programa cada jueves era mucha presión para un equipo tan pequeño. Además, con TDN teníamos que estar siempre pendientes de la nieve y el frío. Ahora para lo único que dependo de que haya nieve es para ir a esquiar.

¿Cómo ha evolucionado el esquí en Catalunya en 30 años?

Ha crecido mucho. Mira los esquiadores que había hace 30 años y compáralo con los de ahora. Antes estaba considerado un deporte de ricos y ahora es popular. La principal evolución ha sido social. Luego ha habido la tecnológica con los cañones de nieve y los remontes. Gracias a los cañones, a baja temperatura se puede fabricar nieve. Y los remontes te suben a cotas altas sin esfuerzo.

Como amante de la nieve, ¿le preocupa el cambio climático?

En el tema del esquí relativamente porque las innovaciones permiten que aunque no haya nieve podamos esquiar. Pero me preocupa más por el futuro en general. Han subido las temperaturas y no es normal que haya tantas sequías o que en noviembre vayamos en manga corta. Esto nos debería preocupar a todos.

Ha habido una evolución social del esquí que ha pasado a ser un deporte popular y otra tecnológica gracias a cañones de nieve y los remontes

En estos años habrá visto cómo las economías de montaña han pasado de la ganadería al turismo.

Si desapareciera el esquí del Pirineo, quedaría totalmente despoblado y mucha de su población se concentraría en las ciudades. El cambio de motor económico ha sido muy importante. Hace años hubo rumores que se iba a cerrar la estación de Boí Taül y mucha gente se quería marchar, mientras que ahora se mantiene muy fuerte. Hace 70 años, la Val d’Aran era la comarca más pobre de España y ahora tiene la renta por cápita más alta. Esto es un claro ejemplo de la importancia del esquí.

¿Con ganas de una temporada de nieve?

Con más que nunca. Antes la esperaba desde un punto de vista profesional y ahora lo hago desde el personal. La temporada pasada ya tuve el honor de esquiar mucho y mucho más tranquilo, como un placer deportivo.

Las ferias como Esquiades SnowFun son importantes para empezar a abrir boca.

Me gustan estas iniciativas porque creo que el contacto con el esquiador tiene que ser cara a cara y no tanto por internet. La gente tiene la oportunidad de conocer las novedades y comprar forfaits en persona. Además, esta feria es especial porque Reus y Tarragona es una parte de Catalunya poco relacionada con el esquí pero que cuenta con un cantidad de esquiadores importante.

 

Temas

Comentarios

Lea También