Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Aigües de Reus reduce las plagas de cucarachas un 40%

El año 2015 se registraron 132 avisos de la ciudadanía, alertando de la presencia de cucarachas; mientras que el 2016, la cifra se vio reducida a 115 casos

Redacción

Whatsapp
Dos operarios aplicando un tratamiento en una alcantarilla contra las cucarachas. FOTO:AYUNTAMIENTO DE REUS

Dos operarios aplicando un tratamiento en una alcantarilla contra las cucarachas. FOTO:AYUNTAMIENTO DE REUS

El Ayuntamiento de Reus ha reducido en un año un 15% el número de avisos de la ciudadanía por problemas vinculados a la aparición de cucarachas y otros insectos, reduciendo las plagas de cucarachas en un 40%. Son los datos principales del balance del primer año del nuevo servicio de tratamiento contra las cucarachas y otros insectos que ha asumido Aigües de Reus, la división de la empresa municipal Reus Serveis Municipals SA, con una nueva orientación y una mejora sustancial en los sistemas de tratamiento.

Desde abril de 2016, Aigües de Reus se encarga de la gestión de los servicios de prevención y control de las plagas de cucarachas e insectos en Reus, mediante una empresa externa de servicios. Aunque en Reus la lucha contra las plagas ya se estaba realizando con buenos resultados -teniendo en cuenta que el número de incidencias era bajo-, mediante este contrato se ampliaron de forma sustancial los recursos destinados al control de la proliferación de estos insectos, aumentando de forma muy importante las actuaciones preventivas que se llevan a cabo de manera continuada.

Cabe destacar que este servicio (al margen de la lucha contra las cucarachas) también incluye el tratamiento para otras plagas como son: mosquitos, avispas, hormigas, moscas, etc.

Los datos indican que el año 2015 se registraron 132 avisos de la ciudadanía, alertando de la presencia de cucarachas; mientras que el 2016, la cifra se vio reducida a 115 casos (un 15% menos). No obstante, hay que remarcar que en un alto porcentaje de estas alertas (41%), los técnicos no detectan la presencia de ninguna plaga. Los avisos donde sí que fueron detectadas cucarachas fueron un total de 70, mientras que el 2015 fueron 115. Es decir, los brotes de plagas se redujeron un 40% en menos de 12 meses.

La estadística de 2016 evidencia que a lo largo del año disminuyeron notablemente, tanto el número de avisos ciudadanos como la presencia de plagas de insectos.

Temas

  • REUS

Lea También