Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Albert: «MasterChef Junior es una experiencia única»

Castellvell del Camp. A sus 10 años, ha conquistado el programa por su sinceridad y desparpajo

Sílvia Fornós

Whatsapp
El concursante de Castellvell en una de las pruebas del programa. FOTO: CEDIDA

El concursante de Castellvell en una de las pruebas del programa. FOTO: CEDIDA

La sensación, el protagonista o un concursante icónico. La participación en la séptima edición de MasterChef Junior (TVE) del joven Albert, un niño de 10 años de Castellvell del Camp (Baix Camp), no ha dejado indiferente a nadie. Su simpatía y forma de expresarse han cautivado a los espectadores y al jurado formado por Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Valle. La idea de presentarse al programa surgió después de participar en los conocidos Campamentos MasterChef. «Fue en los campamentos donde me animaron para que me presentara al casting y me apetecía la experiencia», afirma el joven de Castellvell. De esos días, en los que los participantes también aprenden a cocinar junto a reputados cocineros y se enfrentan a retos por equipos, Albert recuerda que «me lo pasé muy bien, cada día jugábamos pero también íbamos a hacer talleres y a cocinar».

Derroche de desparpajo
La primera muestra de naturalidad del aspirante de 10 años en el programa fue en su vídeo de presentación donde reconoció que «mi actor favorito es Paco Martínez Soria y también el programa Cine de Barrio». Durante la emisión del primer programa aseguró que «a mí me gusta ver MasterChef alguna vez, pero prefiero ver otros programas». 

También explica que «cocino desde siempre, de pequeño ayudaba a mi madre en la cocina». Sobre la receta que mejor prepara, Albert asegura que «es el gazpacho andaluz y soy yo quien se encarga de hacerlo en casa». Esta pasión por la cocina también la ha heredado de su abuelo. «Fue chef y, aunque no lo conociera, se me pegó ese amor por la cocina», confiesa el aspirante.

Mientras, no le entusiasma demasiado preparar ensalada de cilantro. En relación a la receta, confiesa que «no es que se me dé mal, sino que no me gusta el olor del cilantro. Se me pone en las manos y digo: me rindo».

Albert junto a Pepe Rodríguez, miembro del jurado de MasterChef Junior. FOTO: CEDIDA

A su corta edad, tiene claro que de mayor quiere dedicarse a la cocina: «Quiero tener un restaurante y dedicarme a ello los fines de semana, porque también me gustaría estudiar ingeniería informática». En lo que llevamos de programa, Albert se ha enfrentado a múltiples retos. Preparar un desayuno completo y saludable fue la prueba de estreno de la séptima edición de MasterChef Junior. El aspirante de Castellvell decidió bautizar su creación culinaria como un «desayuno simple pero variado» al tener «un toque de azúcar por los cereales con el chocolate, un toque de fruta y verdura por el tomate y el aguacate y un toque proteínico por el huevo y el beicon y las hojitas de perejil para decorar quedan modernas», aseguró ante el jurado del concurso. 

La primera prueba por equipos llevó a Albert, y el resto de participantes, hasta Navarra y las instalaciones del Parque Natural de las Bardenas Reales. Allí, por encargo del cocinero Jordi Cruz, el joven de Castellvell tuvo que desempeñar la misión de ‘incomodar al equipo rival’ y para hacerlo les espetó a sus compañeros: «Veo que lo tenéis todo sucio sin recoger, no da gusto estar en esta cocina». Una muestra más de su desparpajo ante las cámaras. 

Revolución en las redes 
Desde la emisión del primer programa, Albert se ha convertido en todo un fenómeno en las redes sociales, donde muchos son los comentarios que destacan la sinceridad y la soltura del participante. Sobre su popularidad, él mismo asegura que «lleva bien» que todo el mundo hable de él y no tiene pelos en la lengua a la hora de reconocer que le gusta, «y mucho», ser famoso. «Me gusta que la gente se quiera hacer fotos conmigo», asegura este aprendiz a cocinero de Castellvell del Camp y confiesa que sus amigos «están alucinados». Por esta razón, a los niños que les apasione la cocina les anima a presentarse a MarterChef Junior porque «es una experiencia única» y explica que le gustaría conocer al chef Joan Roca a quien «le pediría unos consejos para la cocina de vanguardia». Con el mismo ímpetu sincero, Albert también ha reconocido ante el jurado que se quería «quedar tres semanas exactas, ni más ni menos». Y es que para él lo más aburrido del programa «es el tiempo en que esperamos y no hacemos nada». Si bien, reitera que lo más divertido son «las sorpresas» y la que más le ha gustado ha sido «que venga Rafa Nadal y conocerle».

Eliminado y repescado
La voluntad de Albert se cumplió. Fue expulsado en la entrega del programa emitida el 3 de enero. En el momento que el jurado le comunicó la decisión, Albert le dijo a su compañero Lucas, también eliminado: «No pasa nada porque te vayas piensa que hemos llegado a un concurso en el que había un montón en el casting y nos han cogido a nosotros» y sentenció «yo me voy y ya me veréis en la repesca y en la final». Acertó. Este viernes, en la emisión de un nuevo programa de MasterChef Junior, Albert fue repescado junto a Vega. El aspirante de 10 años sorprendió con su habilidad con el salmón siendo el primero en terminar a la perfección todas las brochetas de la prueba. El concursante de Castellvell regresa para aspirar al título de la séptima edición de MasterChef Junior España. 

Temas

Comentarios

Lea También