Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alerta yihadista por un internauta en la biblioteca Pere Anguera de Reus

Levantó sospechas en la biblioteca. Los Mossos, tras comprobar las webs, descartaron la amenaza terrorista

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo de los ordenadores de la sala de consulta de la biblioteca Pere Anguera. Foto: Alba Mariné/DT

Imagen de archivo de los ordenadores de la sala de consulta de la biblioteca Pere Anguera. Foto: Alba Mariné/DT

La mañana plácida del sábado en la bilbioteca pública Pere Anguera se alteró poco antes del mediodía. Un ciudadano de origen marroquí de unos 40 años de edad y con barba entraba por la puerta en las dependencias municipales en la calle Joan Salvat Papasseit. Vestía normal y llevaba gafas de sol. Nada fuera de contexto en un día caluroso.

El usuario se identificó con un carné de biblioteca, cuyo nombre quedó registrado, y el hombre se dirigió a continuación a uno de los ordenadores con conexión a Internet de la biblioteca. Se sentó en la silla y se quitó sus gafas de sol. Se conecto a la red con las claves previamente solicitadas telemáticamente y se aisló del resto de los usuarios con unos auriculares que llevaba consigo, han explicado fuentes del caso al Diari.

En la biblioteca se apreció un comportamiento extraño del individuo, que parecía intentar disimular sobre su utilización del ordenador. La cara y la identidad de este hombre, afincado en el barrio de Torreforta en Tarragona, no era conocida como uno de los usuarios habituales de la biblioteca. El carné tampoco servía para identificarle, ya que no llevan fotografía.

Algunos usuarios se percataron de que a medida que alguien pasaba cerca del ordenador, el gesto reflejo de este usuario era tapar la pantalla y por eso surgieron sospechas de que quizá el material que estaba consultando el internauta  podía tener relación con el yihadismo.

Según fuentes de la investigación, los Mossos que se encargaron de investigar el asunto y de comprobar si algunas imágenes en la pantalla podrían tener relación con webs yihadistas. Cabe recordar que el nivel de alerta antiterrorista (4 sobre 5) hace que cualquier aviso se tome muy en serio.

La denuncia se consideró prioritaria y se envió a expertos informáticos a comprobar qué webs había consultado el internauta sospechoso. Finalmente, fuentes de los Mossos descartaron ayer que el internauta estuviera cometiendo algún delito relacionado con el yihadismo.

Temas

Comentarios

Lea También