Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Amarillo, el color del comercio en Reus

La agrupación de comerciantes ExCèntrics finalizó ayer la iniciativa de verano 'Dimecres grocs' para promocionar y dinamizar los establecimientos alejados del centro
Whatsapp
Unos clientes introducen su boleta en la urna para participar en el sorteo,  en el Centre Botànic. Foto: ALBA MARINÉ

Unos clientes introducen su boleta en la urna para participar en el sorteo, en el Centre Botànic. Foto: ALBA MARINÉ

El amarillo ha sido el encargado de iluminar este verano los comercios de extrarradio. La iniciativa promocional ‘Dimecres Grocs’, que empezó en junio, finalizó ayer tras teñir de color los escaparates de la zona con el único propósito de ganar visibilidad y demostrar que hay ciudad más allá del Tomb de Ravals.

Sus organizadores son el conjunto de comercios ubicados fuera de la zona céntrica y que no gozan de las mismas oportunidades que los que sí se encuentran allí, concretamente los situados en las calles Sant Llorenç, Enrique Yzaguirre, Sant Pancraç, la avenida President Companys y parte del Camí de Riudoms. Son unos cuarenta y desde que se unieron en el año 2012, bajo el nombre de ExCèntrics, no han parado de organizar actividades promocionales.

El origen de esta iniciativa hay que buscarlo en el traslado del Hospital Universitari Sant Joan a las dependencias de la avenida Bellisens. El cambio de emplazamiento hizo que esta área del centro de la ciudad perdiera uno de sus puntales más importantes, su tránsito peatonal. «Queríamos promocionar la zona para que la gente volviera a pasar por nuestras calles», explica Núria Robert, miembro del Centre Botànic, situado en el Camí de Riudoms. «Perdimos a todos los pacientes, familiares y trabajadores que acudían a diario al hospital y, como nadie hizo nada para solventar la situación, decidimos unirnos», añade. Y así nació ExCèntrics.

Tras todo un verano de lucha, los veinticinco establecimientos participantes en la promoción hacen un balance positivo. «Los clientes entran curiosos para enterarse de qué se trata el decorado amarillo colgado en todas las tiendas –una especie de móvil hecho con hilo y cartulina– y aunque luego no demanden un servicio, nos sirve para que más personas nos conozcan», asegura Núria Rofes, propietaria en Nail Center.

 

'El boca a boca'

Los comentarios a pie de calle permiten a estos establecimientos incrementar sus ventas, sobre todo a aquellos que se acaban de instalar como es el caso de Antònia Simó que en mayo abrió la tienda de ropa de segunda mano Safareig, en la calle Sant Pancraç. «En esta zona estamos descuidados, hay poca luz y no se organizan tantas actividades como en el centro», reconoce. Por eso, para aumentar la visibilidad, Simó coloca en su camiseta un sol, hecho con lana amarilla. «Llama la atención de los clientes y hace que se interesen y me pregunten por este color, presente también en el escaparate», cuenta.

Otras más veteranas como Virginia García, óptica en Martra Visions, desde hace seis años, asegura que muchas personas nacidas en la ciudad desconocen estas calles menos céntricas, como la de Sant Llorenç. Para ella, realizar estas actividades promocionales es clave para que cada vez más gente los conozca. «Siempre estamos haciendo cosas en Navidad, en Sant Jordi… Esto hace que aumente el tránsito peatonal y a la vez el número de clientela», afirma. «En nuestro caso, tenemos un cliente muy fidelizado ya que trabajamos con productos más particulares, por eso las recomendaciones nos hacen tanta falta», añade.

Esta promoción cuenta además con la organización de un sorteo de un vale de 400€ que el público podrá optar cada miércoles con sólo rellenar una boleta. El sorteo se hará el 2 de septiembre y el ganador podrá comprar en cualquiera de los comercios adheridos a la entidad. En este sentido, la agrupación de comerciantes siempre está poniendo en marcha los engranajes de alguna iniciativa. Por el momento, ya han llevado a cabo actos navideños, bolígrafos solidarios –con los que recaudaron 1020€ el año pasado– o una edición de calendarios para la Fundació Mossèn Frederic Bara i Cortiella. I es que ExCèntrics ya no para.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También