Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Aparte de reír, quiero hacer pensar'

Entrevista a Álex O'dogherty, humorista, actor y músico

Cristina Valls

Whatsapp
O'Dogherty acudirá a Reus este viernes, 11 de marzo. foto: Sergio Frias.

O'Dogherty acudirá a Reus este viernes, 11 de marzo. foto: Sergio Frias.

Álex O'Dogherty (Cádiz, 1973) abarca numerosas disciplinas en el mundo del espectáculo y la actuación. Es actor y humorista, pero también se atreve con el teatro y los shows musicales. Se le ha podido ver en series televisivas como Camera Café y Doctor Mateo e incluso en la gran pantalla con Mortadelo y Filemón.

- Es usted músico, actor, monologuista e incluso ha presentado eventos. Toca muchas teclas. ¿A dónde quiere llegar?

- Quiero hacer todo eso, pero bien. No quiero quedarme con nada, sino hacerlo todo. Siempre hay aspectos que hay que ir puliendo y mejorando. Uno nunca deja de aprender y hay que estar abierto a todo. 

-¿Qué cree que tiene que mejorar?

-La música. Es una asignatura pendiente. Me gusta mucho. Me encantaría tener mucho más tiempo, un año sabático, para poder aprender solfeo o detenerme a aprender a tocar la guitarra. Tocaría el piano todos los días. Ahora mismo todo lo aprendo sobre la marcha.

-¿ A cuál de los tres mundos en los que trabaja –humorístico, interpretativo y musical– cree que le ha afectado «menos» la crisis?

- Sin duda creo que el más práctico y rentable de todos es el humorístico, el individual. Sólo tienes que estar tú y tu monólogo, con lo cual ahorras mucho más dinero que con una compañía de teatro o de espectáculo, porque son más componentes y más sueldos. Eso lo he vivido en primera persona, una compañía con una agrupación de personas es costosa de mantener.

-Ha aparecido en muchas series de televisión, ¿le pasan por la mente anécdotas destacables?

- He vivido muchas en la serie de Camera Café. Era una reunión de amigos tomando un café. Ameno y distendido. Entre ensayo y ensayo siempre nos explicábamos chistes y acababas riéndote en directo. Otra situación memorable fue la de Arturo Valls y mía cuando nos tiraron un pastel por encima y nos produjo una reacción alérgica.

-Tocando el tema del humor, ¿cómo fue su primera vez en un escenario?

- Mi primer monólogo fue en el año 2000 para Paramount Comedy. Fui de las primeras hornadas de monologuistas. Para entonces ya había visto cómo se hacían los monólogos en Estados Unidos y me había fijado mucho. Allí supe que me gustaba y, cuando lo hice por primera vez, me sentí muy cómodo. Supe que podía hacerlo. Ya han pasado 16 años de eso. De hecho la primera vez me quedé en blanco, pero busqué recursos para salir de ello para que no me volviera a suceder. Hay que hacerlo fácil y estar tranquilo.

-¿Cómo se prepara su monólogo?, ¿es cuestión de inspiración?

- La inspiración no se puede buscar y menos en un monólogo.Vivimos rodeados de cosas que nos hacen pensar y cada uno de nosotros las vemos de una manera diferente. Todo eso merece la pena que se cuente. Cada persona tiene su técnica. La mía es pura memoria fotográfica. Para aprender algo lo tengo que tener delante.

-¿Qué sensaciones le gusta trasmitir al público?

- Aparte de reír quiero hacer pensar. En mis monólogos hablo mucho del comportamiento humano y lo que pretendo es hacer reflexionar a la gente. Que lleguen a casa con preguntas y pensamientos.

-¿Cómo lleva viajar tanto?

- Es una cosa a la que te acostumbras, pero no es del todo agradable. Al final sólo llegas a casa para poner lavadoras y no lo saboreas porque pasas muchas horas viendo el paisaje desde el tren. En mi tiempo libre sobre todo disfruto de mi sofá y de mis amigos.

-Este viernes acude a Reus para realizar el monólogo de ‘Cosas de esas’ en la Sala Reus Concerts.

- Sí. Supone un compendio de todo lo que he hecho estos 16 años como monologuista, como un Grandes Éxitos. Es un guiño a todo lo que he hecho.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También