Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Aprueban reorganizar el área de Cultura y eliminar el IMAC

Se creará el Institut Municipal Reus Cultura que empezará su andadura en verano. El nuevo organismo tendrá 25 trabajadores

F.G.

Whatsapp
Imagen del grupo de trabajadores del Sant Joan presentes ayer en el pleno. Foto: A. González

Imagen del grupo de trabajadores del Sant Joan presentes ayer en el pleno. Foto: A. González

El pleno de ayer también aprobó de forma definitiva la reorganización del área de cultura con la creación de un nuevo organismo fruto de la integración del Institut Municipal d’Acció Cultural (IMAC) con los Museus de Reus. Una redefinición que se materializará en el Institut Municipal Reus Cultura gracias a los votos a favor del gobierno y el PP y la abstención de Cs.

Los objetivos del nuevo organismo serán los de integrar la dirección estratégica, la racionalización de recursos, la modernización de la estructura de gestión, la polivalencia de los equipos de trabajo y la mejora de la eficiencia presupuestaria. La concejala de Cultura, Montserrat Caelles, aseguró ayer que la reforma servirá «para potenciar y mejorar el funcionamiento del área de Cultura».

No obstante, cabe recordar que la medida surgió también por la necesidad de cumplir con la Ley de Estabilidad y de Régimen Local, que ordenaba acabar con los organismos autónomos que hubieran cerrado en déficit durante los dos últimos años, precisamente como ocurrió con el IMAC.

El nuevo organismo autónomo municipal dispondrá de un total de 25 trabajadores. La nueva estructura dará lugar a la creación de una dirección estratégica del organismo y del que dependerá una coordinación del ámbito de Festes i Festivals, una coordinación del ámbito de Museus y una coordinación del ámbito administrativo.

Su puesta en marcha, criticada en su día por los propios trabajadores de Museus de Reus y del IMAC, se hará efectiva en julio y no incluye al resto de áreas culturales de la ciudad.

Por otra parte, una representación del comité de empresa de los trabajadores del Hospital Sant Joan de Reus se personó ayer al principio para protestar ante los nuevos recortes que quiere realizar la dirección del centro. Vestidos con batas blancas, los miembros del comité reivindicaron responsabilidades a los responsables del déficit de 8,4 millones de euros y exigieron que se les paguen las retribuciones variables en función de los objetivos (DPO) adeudadas de 2015 y 2016.

Temas

  • REUS

Lea También