Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Arranca un proyecto piloto en Reus para sacar a los sin techo de la calle

Pablo es un joven sin hogar que quiere salir adelante gracias a #HomelessEntrepreneuer

Francesc Gras

Whatsapp
Pablo (en el centro), acompañado por un voluntario de la entidad y Andrew Funk (derecha).  FOTO: Alba Mariné

Pablo (en el centro), acompañado por un voluntario de la entidad y Andrew Funk (derecha). FOTO: Alba Mariné

«Tiene 26 años, es carpintero  y quiere trabajar para cambiar su situación». Con estas palabras definen a Pablo, un joven sin hogar de Reus que está decidido a abandonar la calle. Espera lograrlo gracias al proyecto piloto de la organización #HomelessEntrepreneur (emprendedores sin techo) que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Reus

Según explica su responsable, el norteamericano Andrew Funk, la finalidad es acabar con el sin hogarismo que hay en la ciudad pero sin que las personas hagan caridad. «No se trata de dar un techo a nadie, sino de ofrecer formación y oportunidades reales para que la personas se desarrollen profesionalmente y encuentren trabajo», explica. 

Para «empoderar» a Pablo y ayudarle a dejar la calle por sus propios medios, #HomelessEntrepreneur pone a su disposición una red de voluntarios que le ayudan a desarrollarse en 10 departamentos como la educación, la salud, la vivienda o el derecho, entre otros. Con ellos se reúne una vez a la semana y define una lista de tareas.

Por ejemplo, en estos momentos está centrado en la elaboración de un currículum vitae y en el proceso de intentar vender unas pegatinas de la organización. «La pegatina tiene un precio simbólico de 2€ y él se queda la mitad. Es un ejercicio para que mejore su discurso y que le ayuda a no vagabundear, sino a planteárselo como un trabajo», apunta Adrew Funk, que con su método ya ha ayudado a cinco personas.

En Reus se encuentran unas 15 personas viviendo en la calle

Según datos facilitados desde Benestar Social, en estos momentos en la ciudad se encuentran unas 15 personas viviendo en la calle. Todos ellos presentan perfiles muy distintos y no todos quieren recibir la misma ayuda. 

En el caso de Pablo, desde los 18 años ha tenido que buscarse la vida en la calle. En estos momentos duerme en un piso en Sol i Vista que no tiene ni agua ni luz. «Desde pequeño he vivido en entornos conflictivos. Primero en mi familia y después en el centro de menores», explica Pablo, que desea encontrar la manera de evolucionar y superar tantas muestras de rechazo. 

Pablo vivie en un piso en Sol i Vista sin agua ni luz. Quiere empoderarse para salir de su actual situación

Otras acciones

La concejal del área de Serveis Socials, Montserrat Vilella, explica que decidieron colaborar con #HomelessEntrepreneuer al tratarse de una medida innovadora que «permite mejorar el trabajo que ya realizamos tanto desde servicios sociales como desde las entidades de la ciudad». La colaboración con Andrew Funk tuvo sus inicios hace un par de años con otra medida novedosa en la demarcación. En aquella ocasión fue a través del montaje de un dispositivo nocturno de voluntarios que recorrió las calles de la ciudad para localizar a indigentes que dormían en la calle. Se trabajó de la mano de la Fundació Arrels y contó con la participación de 140 personas. 

Gestión alimentaria

Junto con las medidas pensadas para ayudar a las personas a superar la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran, desde el consistorio también han iniciado proyectos exitosos como el de la recuperación de alimentos frescos. Un programa que se inició a finales de 2012 y que, desde entones, ya ha logrado alcanzar la cifra del millón de kilos de alimentos recuperados que han sido entregados a las familias más necesitadas de la ciudad. 

De hecho, el Programa de Gestió Alimentària de Reus no deja de crecer y ya se está trabajando para diversificar y captar nuevos proveedores entre el sector hotelero y de la restauración. El último en añadirse al programa ha sido, hace unas semanas, la Fundación PortAventura y PortAventura World.

Temas

Comentarios

Lea También