Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Astrid Torrente, la chica del violín transparente

Hace justo seis años, desde que interpretó con su violín el hit ‘Despacito’, la vida de esta reusense cambió por completo

Marc Libiano

Whatsapp
Astrid Torrente, la chica del violín transparente

Astrid Torrente, la chica del violín transparente

l violín transparente de Astrid Torrente (Reus, 1986) hacía bailar y corear a los alumnos de la ESO del colegio ARCE, en el último día de clase antes de las vacaciones de verano. La selección de hits repletos de actualidad de la violinista enloqueció a esos jóvenes que, durante el año, atienden a su magisterio. Astrid no sólo se distingue por sus conocimientos de la música tradicional, también su por sus habilidades para interpretar a David Guetta, David Bisbal o Calvin Harris, entre otros, en bodas o eventos de ocio nocturno. Su historia resulta de lo más curiosa. 

Hace justo seis años, la reusense descubrió un mundo con mayores posibilidades y que estaba vinculado a la música más actual. Un mundo que podía ser totalmente complementario a su instrumento, el violín, que la acompaña desde que ella cumplía siete años. Fue interpretar el hit «Despacito» de Luis Fonsi y abrirse una gran puerta de posibilidades. Astrid recuerda perfectamente un bolo en la Casa Joan Miret de Tarragona, en el que empezó acudiendo a los clásicos de Vivaldi y Bethoven, aunque la gran ovación en pie de los asistentes se la llevó después de tocar el mismo «Despacito». Desde que adapta sus notas a los hits de cada verano se ha convertido prácticamente en una residente oficial de la discoteca Tropical Salou y cada vez dispone de mayor demanda de bodas y eventos. A través de las redes sociales la han llegado a contactar de otros países o ciudades. Por ejemplo, de Dubai

En las noches de la costa ya se ha ganado el respeto y admiración de todos los turistas. Es conocida como la  «la chica del violín transparente». Resulta casi imposible encontrar una fiesta temática sin la aportación musical de Torrente. Ésta ha necesitado adaptarse a un cambio de dimensiones emocionales importantes. Pasar de Bethoven a Luis Fonsi no resulta una tarea sencilla. «El shock puede ser importante, pero veo que llega más a la gente la música actual, así que me he adaptado a eso también. Intento compaginar los dos estilos con normalidad», recuerda, mientras prepara un verano intenso tras acabar el curso formativo. Ejerce de profesora durante el invierno.

La reusense, de momento, ha logrado cumplir uno de sus sueños de infancia, acercarse al estilo y a la forma de vida de Vanesa Mae, la violinista  de Singapur, con formación clásica, que se ha hecho famosa por sus grabaciones en las que mezcla piezas clásicas con pop, jazz, techno y otros ritmos modernos

Antes de decantarse por los estudios específicos relacionados con la música, Torrente cursó la formación básica en la escuela Pare Manyanet de Reus para después pasar al Instituto Salvador Vila-seca. En el Conservatori de Reus y en el de Castellón completó los conocimientos de música clásica y se especializó en ese violín que tanta curiosas le provocó desde pequeña. Hoy ya se hacen inseparables, aunque con un rasgo distinto. Ha cambiado el tradicional por el transparente. Sus alumnos del ARCE lo celebraron con un último día festivo después de todo un curso de notas y pentagramas.

La labor de Astrid se relaciona mucho con la vida de un artista. Durante la época invernal realiza sus tareas como docente en el ARCE y en dos escuelas de música. Lo compagina con su rol de música en vivo y eso a veces le propicia no disponer de un orden ni de una rutina clara. «Este último mes y medio ha sido un poco KAOS, porque no tengo horarios, pero debo aprovecharlo», confiesa. Su irrupción en la noche y los eventos que se programan en la zona ha resultado toda una sensación. No se recuerda un caso igual, que ofrezca el mismo estilo musical en la provincia, de ahí el valor que ha tomado su aportación musical a las fiestas.

El poder del verano
Su impacto en las redes sociales también se ha dejado ver. Dispone de más de 10.000 seguidores en Instagram y ofrece una página personal como artista en Facebook. Con el verano recién iniciado, Astrid afronta nuevos retos y actuaciones por la costa. Su agenda está repleta de conciertos. Le espera una movida intensa. El cuerpo todavía no le pide parar.

El respeto y la timidez que exhibía en sus primeras apariciones como violinista de música moderna se han convertido en un mar de intensidad y optimismo. De ahí que ningún empresario prácticamente se haya resistido a contratar su oferta musical. El recorrido de Astrid Torrente, eso sí, todavía no ha terminado.

Temas

Comentarios

Lea También